Mendoza Viernes, 8 de abril de 2016

Tras buscar a Zoe: "Conoció a mi hermano por Facebook y cayó a casa"

Lo aseguró la hermana mayor del adolescente que alojó a la chica en su vivienda del barrio La Gloria. Generó una intensa búsqueda y se temió lo peor tras su desaparición en el Parque San Martín.

"Ella conoció a mi hermano por Facebook y cayó acá a casa en taxi sin haberlo visto nunca".

Así comenzó el relato la hermana mayor del chico de 15 años que hospedó en su casa a Zoe Gómez (12).

La chica desapareció en el parque General San Martín el miércoles a la noche dejando a su madre plantada, esperándola frente al club Mendoza de Regatas.

Como no aparecía, la mujer radicó la denuncia por averiguación paradero en la Oficina Fiscal N°2 de Capital, desde donde movilizaron a numerosos efectivos policiales para buscarla.

Mientras ello ocurría, Zoe -de acuerdo a lo dicho por la hermana de A.B., el adolescente de 15 años, también protagonista de esta historia- llegaba a la manzana E del barrio La Gloria, en Godoy Cruz, en un taxi. Se bajó y a un chico que estaba en la cuadra le preguntó si conocía a A. Este le indicó la vivienda y ella se acercó; lo encontró con otro grupo de amigos, conversando. Hechas las presentaciones de rigor y mientras charlaban sentados en una paredita, salió la madre de A. y les ordenó que entraran "porque el barrio es peligroso".

Todos entraron al living como hace la mayoría de los adolescentes cuando se juntan. Lejos estaba A. de imaginar que a las pocas horas terminaría en una comisaría acompañado por su mamá en medio de retos y finalmente puesto en penitencia.

Volviendo un paso atrás, la noche del miércoles la familia del chico se fue a acostar mientras los adolescentes seguían de tertulia, y no vieron si todos se retiraron a sus respectivos domicilios. La hermana de A. contó que "a eso de las 2 fui al baño y vi la luz encendida. Le pregunté ¿sos vos A. ? y el me contestó 'Sí, quedate tranquila'. Volví a la cama y cerca de las 7 me levanté para ir al trabajo. Pero claro, jamás supuse que una chica podría estar durmiendo en mi casa" -no explicó si en la habitación del hermano-.

Siguiendo su relato dijo: "Mi mamá me llamó al celu desesperada diciéndome que llamó a la policía porque una vecina le avisó que la chica que vio la noche anterior con A. era buscada -según el noticiero- dado que se había escapado. Al enterarse de esto, por poco le dio un ataque, porque es cardíaca. Pero reaccionó. A la chica le dijo 'Vos de acá no te movés, porque te están buscando. Ya llamé al 911 para que te lleven a tu casa'. Para qué te cuento el despelote que ser armó!". Ella -por Zoe- , ahora sé su nombre, comenzó a patear la puerta. Se quería escapar y quiso romper un vidrio y gritaba que no quería regresar con sus padres. Cuando llegó la policía se armó otra porque aceptaba ir a la comisaría sólo si iba mi hermano. Entonces junto a mi mamá fueron en un móvil a la comisaría de la plaza de Godoy Cruz".

La joven amargada confió: "Ni te digo el disgusto. Mi padre tuvo que ir urgente a la comisaría, mi abuela partió a buscar a mi hermano más chico a la escuela, yo salí corriendo de mi trabajo. Se armó un infierno... de verdad. Y todo por dos tontos".

Luego reflexionó: "Menos mal que llegó a la casa de personas decentes. No quiero pensar si hubiera caído en una trampa donde hacen trata de personas".

Otro hermano de 12 años, contó: "A. ni siquiera sabía que tenía mi edad porque llegó toda pintada y parecía más grande. Nunca dijo que se había escapado de sus padres, no sabía ni a qué grado iba". La hermana mayor retomó la palabra y dijo: "A ese -refiriéndose a A.- no lo dejamos ni hablar. Y ni pensar que se mete en Facebook! Lo mandamos a dormir a su pieza y que ni se mueva! "Mi pobre madre sufriendo y no quiero pensar en los padres de la chica. Te digo la verdad: nunca pensamos pasar por esto. Estos mocosos no se dan cuenta del daño que pueden hacer!".

La joven alertó también a todos los padres "para que cuiden qué hacen los chicos con la computadora".

"Lo único bueno de hoy -concluyó- es me dijeron que estoy embarazada y esto borra la amargura de la mañana". Esto lo dijo mientras su hermano más chico le acariciaba la panza.

Más noticias