Mendoza Lunes, 13 de agosto de 2018

"Si el PD sale de Cambia Mendoza sería un gesto funcional al PJ"

La pulseada que se libra en el Partido Demócrata desde el año pasado se resolverá de una sola manera: a brazo partido. Esa es la tendencia de la confrontación, que hoy tiene de un lado a las autoridades de la añeja agrupación gansa, la que pasa por una fría relación como aliado del Gobierno de Mendoza, frente a los miembros del PD con cargos de gestión en la coalición del frente Cambia Mendoza.

Tras reunirse en General Alvear, el grupo que ya se autodenomina como "el PD disidente", más cercano al gobierno de Alfredo Cornejo, advirtió ayer de que si el Partido Demócrata se va del frente Cambia Mendoza, ellos se irán del PD y formarán un partido nuevo, lo que sería una escisión histórica y sin precedentes.

Quien confirmó esta postura a Diario UNO fue Richard Battagion, ex presidente del partido y actual titular de AYSam (Aguas y Saneamiento Mendoza).

"Si el PD sale de Cambia Mendoza, lo que sería ni más ni menos que un gesto funcional al Partido Justicialista, nosotros armaremos una nueva expresión moderna del PD, una versión liberal frente al conservadurismo que lo controla", avisó Battagion.

El grupo lo integran, además de Battagion, los que tienen cargos de gestión en la actual estructura del gobierno: Josefina Canale, titular del Instituto de Juegos y Casinos; Oscar Sagas, subsecretario de Salud, y Diego Arenas, quien actualmente trabaja en la Nación con Patricia Bullrich, a los que se suman los únicos dos concejales del PD en toda la provincia y un funcionario de segunda línea en Ganadería.

La advertencia no pareció conmover demasiado al presidente del partido, el actual diputado provincial Marcos Niven.

Sin vueltas, el líder ganso le dijo a Diario UNO: "No hay ninguna autoridad partidaria entre los reunidos en General Alvear. Todos ellos trabajan para el Poder Ejecutivo. Sin lugar a dudas su visión es ser incondicionales al gobernador".

Niven recalcó que "tomamos las decisiones dentro de los órganos institucionales y será la convención del partido la que el año que viene decida si seguimos o no en el frente Cambia Mendoza. Ellos quieren presionar desde afuera sobre las decisiones que de forma orgánica e independiente se deben tomar adentro".

"La relación no es buena"

El titular del PD no tuvo problemas en reiterar que "la relación con el gobierno de Cornejo hoy no es buena" y la explicó: "Tuvo un punto de inflexión muy grande cuando se quiso impulsar la ampliación de la Corte provincial. No estuvimos de acuerdo y la respuesta fueron muchas presiones y persecuciones políticas. Después de eso, con el tiempo la situación ha ido empeorando".

Niven insistió en reconocer que "la semana pasada nos llamaron a participar por el proyecto del Código Contravencional, algo que hacía mucho no sucedía. Y lo mismo pasó con la Ley de Movilidad, en la que Natalio Mema (secretario de Transporte) nos llamó y nos explicó".

Marcos Niven.
Marcos Niven.

Sin embargo, remarcó: "Fuera de eso, en la gran mayoría de los casos no nos consultaron, muy escasamente nos llamaron a debatir".

Marcos Niven destacó además que el principal problema del partido en la alianza de Cambia Mendoza es su pobre representación política.

"El PD ha acompañado en las elecciones de 2015 y 2017 y hoy tenemos menos representación que cuando entramos a la alianza. Yo soy el presidente del partido y tengo que darles una respuesta a los dirigentes sobre esa representación".

Por eso señaló que ya están trabajando (con vistas a las elecciones de 2019) "para armar listas completas, este es un partido en el que no nos sirve tener un cargo electivo sino que necesitamos concejales en todos los departamentos. Después decidiremos si acompañamos con un frente o no. Hay que esperar, el gobernador Cornejo termina su mandato, hay que ver quién es el candidato".

Del otro lado, Richard Battagion cuestionó la intervención de los órganos del PD sobre la decisión que se tome el año que viene porque señaló que "nunca nos invitaron y no tenemos representación allí", recordando que no los dejaron participar en la interna.

Battagion le dio su respaldo a Cornejo.
Battagion le dio su respaldo a Cornejo.

Niven contraatacó: "Ellos nunca quisieron conciliar cuando llegó la interna, a pesar de que me reuní personalmente con cada uno de ellos".

Battagion, por su parte, marcó el techo de tolerancia del PD disidente: "Nosotros no vamos a acompañar esa salida. El PD es fundador del frente Cambia Mendoza y nuestra vocación frentista no es negociable".

El titular de AYSam coincidió con Niven en que el punto de quiebre fue el fallido proyecto de ampliación de la Suprema Corte de Mendoza pero le cuestionó al presidente del PD la resolución: "En una coalición uno puede disentir, como le pasó a Niven, pero no se puede romper. El disenso te obliga a negociar y acordar. No ver esto es no entender de qué se trata una coalición".

Insistió en que si el problema de la conducción actual es la poca representación del partido en cargos electivos, "es responsabilidad del partido, de nosotros, posicionar los referentes indicados para conseguir esos espacios y no solo sentarse a pedir cargos".