Mendoza Jueves, 23 de agosto de 2018

Pueyrredon y Viamonte de Chacras, con tránsito reducido por 4 meses por obras

La municipalidad de Luján abrirá los sobres de licitación el 11 de septiembre y se espera que comiencen los trabajos a mediados de octubre.

La municipalidad de Luján estimó que las obras para mejorar el estado de las calles Pueyrredón y Viamonte, de Chacras de Coria durarán 4 meses. Los sobres de licitación se abrirán el 11 de septiembre y se espera que comiencen los trabajos a mediados de octubre.

El Jefe de Gabinete, Esteban Allasino, explicó que luego de que se conozca la empresa adjudicataria de la obra, se calcula que los tiempos para que comiencen a trabajar rondan los 30 días. Este periodo antes del inicio formal es porque de deben firmar contratos, presentar garantías, solicitar permisos de interferencia a terceros como EDEMSA e Irrigación, entre otros.

Los trabajos tienen un tiempo de ejecución aproximado de 120 días, es decir, 4 meses.

"Durante el tiempo que se concrete el proyecto van a haber restricciones parciales para la circulación y generación de vias alternativas", afirmó el funcionario.

Confirmó que no habrá corte total de todas las maniobras y que seguramente habrá embotellamientos pero es necesario que los conductores tengan paciencia ya que es un trabajo necesario y sugirió buscar vías alternativas.

El cruce es fundamental porque confluye el ingreso de Panamericana a través de Pueyrredón de Oeste a Este, de Chacras de Coria por Viamonte de Norte a Sur, de Luján de Cuyo por Viamonte de Sur a Norte y de Av. San Martín (de los cuales muchos vienen del Acceso Sur) por Viamonte de Este a Oeste.

"Lógicamente la obra va a significar un cambio en la circulación. Pero por los escasos 120 días de ejecución, se van a generar mejoras permanentes, lo que significa que el compromiso de cambio debe ser asumido por todos los miembros de la comunidad", manifestó.

"La misma intersección se ha interrumpido recientemente por obras de cloaca y no han surgido mayores inconvenientes", añadió.

La obra consistirá en instalar señalización, poner hormigón rigido y demarcación tanto horizontal (calles) como vertical (carteleria). Según estudios realizados, la instalación de semáforos no es inminente.

Se estima un presupuesto de más de 7 millones de pesos y se conocerá la empresa adjudicataria de la obra el 11 de septiembre.