Mendoza Martes, 28 de agosto de 2018

Pintaron una estrella en el Acceso Sur para recordar a Alan Villouta

A un año de la muerte de Alan Villouta (20), atropellado en el Acceso Sur en Guaymallén por un conductor que se dio a la fuga, el joven fue homenajeado y en el lugar del hecho se pintó una estrella amarilla.

La iniciativa fue del reconocido grupo Amigos de Estrellas Amarillas, que suele recordar a las víctimas de accidentes viales de Mendoza y el país dejando esa imagen en el asfalto, en el sitio exacto donde fallecieron.

Esto se realizó frente a La Barraca Mall en memoria de Alan, ya que este domingo se cumplió el primer aniversario de su muerte. Estuvieron sus familiares y amigos.

Actualmente la causa penal está en la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, que resolverá el pedido del abogado del acusado de una suspensión de juicio a prueba. El representante de Alejandro Verdenelli solicitó tareas comunitarias o un resarcimiento económico para la familia de la víctima. La concreción de estas alternativas evitarían el juicio, y su cumplimiento extinguirían la acción penal contra el sospechoso, quien lograría la absolución.

La probation fue rechazada en la audiencia previa al juicio por el fiscal Carlos Torres, a lo que adhirieron la querella y los jueces. Esto motivó un pedido de casación del abogado defensor, por lo que el expediente fue remitido al máximo tribunal de la provincia, que definirá si corresponde la suspensión de juicio a prueba.

En caso de que se haga el debate, el empresario Verdenelli arriesga una pena de 3 a 6 años por un homicidio culposo agravado por conducción antirreglamentaria.

Para calificar el hecho de esta manera los investigadores infieren que el vehículo excedió la velocidad permitida, teniendo en cuenta los metros que fue arrastrado el cuerpo. No hubo un peritaje mecánico que estableciera con exactitud la velocidad a la que iba.

En un momento se barajó la posibilidad del abandono de persona como otro agravante, pero como Alan murió inmediatamente eso no se terminó de configurar. El imputado está en libertad.

La muerte del joven Villouta ocurrió en la madrugada del 26 de agosto del 2017, luego de ser atropellado por una camioneta en el Acceso Sur. El chico había salido de trabajar de una pizzería en La Barraca Mall, y al cruzar la calle fue embestido por una Porsche Cayenne que conducía Verdenelli, quien no se detuvo ante el siniestro y siguió hasta su casa, en Dorrego. Dos días después se presentó en una comisaría y entregó el rodado.