Mendoza Viernes, 3 de agosto de 2018

Para la oposición, se trata de "una maniobra de distracción"

El escándalo de los cuadernos "aparece en el peor momento del Gobierno", dijo el legislador nacional Guillermo Carmona.

El escándalo judicial y mediático que generaron los cuadernos del ex chofer de Roberto Baratta, el hombre fuerte de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación Federal, en los que se habría escrito una trama de corrupción y coimas durante la gestión del gobierno kirchnerista, "tiene un trasfondo impulsado por el actual Gobierno con el fin de tapar los actuales problemas políticos, sociales y económicos", según coincidieron los legisladores Guillermo Carmona, diputado nacional por Mendoza (FPV-PJ) y Lucas Ilardo, diputado provincial (Podemos Vivir Mejor).

"Como abogado que soy, la verdad es que los elementos que me brindan los medios de comunicación no son suficientes como para expresar una visión jurídica", sostuvo Carmona sobre este tema que en los últimos días se instaló en los medios nacionales y provinciales, con un empresario mendocino involucrado, Francisco Valenti, y con otro vinculado a Mendoza que está prófugo.

Para el legislador, esto se da en el peor momento del gobierno de Mauricio Macri, con el fin de distraer a la sociedad de los problemas que enfrenta. "En el contexto político, evidentemente es una acción que aparece con elementos bastantes llamativos que hacen pensar en una situación de fantasía en alguna medida, y por otro lado aparecen en el peor momento del Gobierno. Me hace pensar que esto tiene una finalidad distractiva", agregó Carmona.

"Desde lo político busca distraer de la muy crítica situación política, económica y social que se vive en el país", enfatizó el diputado nacional, además de poner en duda el accionar de la Justicia en esta causa: "Siempre me he manifestado a favor de la investigación en los hechos de presunta corrupción, pero el juez Bonadio y el fiscal Stornelli no dan ninguna garantía de imparcialidad. Son dos magistrados que han demostrado tener una posición parcial vinculada fuertemente con este Gobierno".

Quien también se manifestó al respecto, aunque sin hacer declaraciones públicas, fue el ex ministro de Infraestructura de la provincia Rolando Baldasso, quien a radio Nihuil dijo que la gestión de Francisco Paco Pérez no tuvo nada que ver con la licitación de la cárcel federal de Cacheuta, que fue ganada en el 2011 por la empresa Isolux, cuyo CEO, Juan Carlos de Goycuochea, está siendo buscado por la ruta de las coimas K.

Baldasso explicó que esa licitación y las certificaciones fueron hechas y presentadas ante la Nación hasta que ésta decidió retirarle la obra por incumplimientos en el 2015.

Según explicó el gobernador Alfredo Cornejo, la empresa presentó certificaciones donde constaba el 70% de la obra hecha cuando en realidad llevaba el 27%.

En tanto, el ex gobernador Francisco Pérez se llamó a silencio y no se ha expresado sobre este tema de supuestas coimas en obras públicas.

<a>[http://www.diariouno.com.ar/adjuntos/212/imagenes/004/582/0004582152.jpg]

<a>[http://www.diariouno.com.ar/adjuntos/212/imagenes/004/582/0004582152.jpg]

Dejanos tu comentario