Mendoza Domingo, 29 de julio de 2018

Mosaico veneciano, un arte milenario que le da color a una escuela

Dos coloridos murales comenzaron a embellecer el frente del jardín de infantes de la escuela Quintana, en Ciudad, con la colocación de miles de venecitas. Hoy los finalizan

Cuando los chicos del jardín de infantes de la escuela Quintana vayan a clases notarán un cambio en el ingreso. Porque lo que era una pared con grafitis y pintura descascarada lucirá un mural de mosaicos venecianos con un motivo especial para ellos, los niños.

Como parte del proyecto del taller Mosa y Quito, que tiene como responsables a Silvina Arena y Matías Montuelle, ayer comenzó a montarse esta obra que está y cuyo motivo fue una creación de la diseñadora gráfica Natalia Arena.

"Nos gusta mucho el arte urbano, que permite dejar mensajes para que todo el que pasa lo vea. Lo bueno es que el mosaico perdura en el tiempo", comentó Silvina sobre este trabajo en el que participan 14 alumnos del taller más el aporte de Armando Montuelle, el padre de Matías y quien por su oficio de constructor les transmite algunos conocimientos básicos para la colocación de cerámicos.

Para llegar a plasmar la obra en una pared hay un trabajo previo de taller, que en este caso demandó unos cuatro meses. "Se trabaja el mosaico sobre una malla de fibra de vidrio, la cual está sobre el dibujo que se va a realizar, y luego esa malla es la que se traslada para colocarla donde se vaya a emplazar", contó Silvina.

Este es un arte milenario y se puede observar en construcciones antiguas, como colegios, iglesias o galerías que datan de varios años. Sin embargo, en el último tiempo se ha puesto en valor nuevamente "porque los materiales que se usan son muy nobles y muy durables", agregó una de las instructoras de este taller.

No será la primera exposición urbana que hacen desde ese taller, la cual estará a la vista de todos los mendocinos que pasen por calle Belgrano (entre Colón y San Lorenzo) de Ciudad. Anteriormente colocaron una en la Municipalidad de Mendoza, a favor de CONIN, y otra en el hospital Carrillo, en este caso son corazones en homenaje a René Favaloro.

"Se está volviendo a ver en interiores u objetos de decoración, y también es una técnica que está genial para reciclar, como puede ser una mesa o un mueble", destacó Silvina Arena sobre las distintas formas de uso que se le puede dar a este arte del mosaico veneciano.

En cuanto a la actividad en nuestra provincia, sostuvo que "no somos muchos, pero hay varios talleres que también hacen intervenciones urbanas. Hay lugares donde ves mosaicos por todos lados, como en Córdoba, y ni hablar en Chile, uno de los primeros en América Latina en usarlos".

Más noticias