Mendoza Jueves, 1 de noviembre de 2018

Los sueldos de los jueces de Mendoza subieron 53,7% en un año

Los togados mendocinos volverán a beneficiarse con el acuerdo de Jaque, que los enganchó al fuero federal.

Los 483 jueces mendocinos en actividad habían recibido este año aumentos salariales del 27,05%, gracias al convenio que rige desde 2008 firmado por el entonces gobernador de Mendoza Celso Jaque y que les asegura reajustes automáticos que replican los sueldos del Poder Judicial de la Nación.

Sin embargo, en medio de la crisis financiera, la recesión, y la cruzada radical para que todos los jueces del país paguen Ganancias, los togados locales se beneficiarán nuevamente si prospera el pedido de incremento presupuestario que hizo la Corte de la Nación al Ejecutivo Nacional, para aumentar todos los sueldos del fuero federal.

Al concretarse, la suba anual en Mendoza (de diciembre 2017 al mismo mes de 2018) será del 53,7%. Y así, uno de los salarios más altos de la Justicia local, el del supremo Pedro Llorente, se acercará a los $500.000.

Origen

El punto de partida inmediato de este sobresalto político/financiero, que impactará fuertemente en las finanzas mendocinas, fue el pedido del pleno de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al Jefe de Gabinete, Marcos Peña, de aumentar el presupuesto vigente en $1.605 millones.

¿Para qué? Para pagar, hasta fin de año, dos aumentos de sueldos de todo el personal del Poder Judicial de la Nación, incluidos empleados, funcionarios y jueces.

Será por un total del 20% pagadero el 10% a partir del 1 de octubre y el 10% restante a partir del 1 de diciembre.

Por planillas suplementarias debería pagarse el primer incremento, ya que los sueldos de octubre ya fueron liquidados y se abonan por estas horas. La cifra repercutirá en Mendoza por acción de aquel convenio de hace una década.

Acuerdo unánime

Antes del pedido de la Corte al Ejecutivo Nacional, el gremio que nuclea a los empleados de la Justicia nacional había acordado el aumento salarial del 20% con el máximo tribunal de justicia, que preside Carlos Rosenkrantz, y que se eleva al 40% en todo el año.

Julio Piumato, secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación lo anunció: "El acuerdo fue firmado por unanimidad por todos los integrantes de la Corte, gracias a la propuesta de la mayoría peronista (Lorenzetti, Rosatti y Maqueda)", escribió el dirigente sindical en Twitter.

Una bomba de tiempo para momentos inoportunos

Sabe el gobernador Cornejo que el convenio firmado por Jaque es una bomba de tiempo heredada que estalla por lo menos dos veces por año en épocas de inflación. Pero también tiene la certeza, y lo repite a quien quiera escucharlo, que él no hubiera firmado esa concesión a los togados locales, máxime cuando está clarísimo que cada mejora por inflación que termina pagando la Provincia es hija de negociaciones y decisiones ajenas protagonizadas allá lejos, en Buenos Aires, por el gremio judicial, la Corte nacional y el Gobierno central.

Este doble aumento del 20% en puerta se conoció en un momento políticamente inoportuno: hoy los jueces resisten a pagar el Impuesto a las Ganancias y el propio Cornejo se ha puesto al frente de una cruzada de alcance nacional para lograrlo a través de una ley promovida por la UCR nacional.

Además, en la Corte mendocina los ánimos están caldeados porque Cornejo presupuestó $306 millones menos que los $4.398 millones pretendidos por los supremos para 2019 y congeló vacantes en la Justicia hasta el 31 de diciembre.

-Daniela Alejandra Morcos, jueza tributaria de Mendoza, fue elegida por el Poder Ejecutivo Nacional para conducir ese juzgado tributario, que será habilitado en breve para descomprimir el colapso del Juzgado 2. El pliego de Morcos (estaba tercera en la orden de mérito) deberá ser aprobado por el Senado nacional.

Más noticias