Mendoza Lunes, 27 de agosto de 2018

Los puesteros de Malargüe quedarán en imágenes

Un equipo de mendocinos ganó el concurso de una fundación y recibirá $100.000. Harán entrevistas para dejar testimonio de la trashumancia y las experiencias que rodean esta práctica.

Se conoce como trashumancia a una ancestral costumbre de pastoreo que consiste en aprovechar los diferentes recursos de la naturaleza condicionados por las características climáticas. Así el criancero para alimentar a su rebaño mueve a los animales de un sitio a otro dependiendo de la invernada o la veranada.

En muy pocos lugares del mundo como España, Francia y África aún se mantiene viva esta tradición que continúa arraigada en el Sur de Mendoza, principalmente en Malargüe. Los puesteros son hasta el momento, los únicos encargados de transmitir la centenaria práctica y lo hacen a través de la oralidad, de una generación a la siguiente.

Con la intención de resguardar esta original experiencia en otros formatos y divulgarla en diferentes ámbitos educativos, un equipo de entusiastas mendocinos recopilará la mayor cantidad de información que pueda, utilizando medios audiovisuales: video y fotografía.

A través de entrevistas a diferentes familias de puesteros tratarán de ejercer la mínima intervención posible para que sólo quede reflejado en el resultado final la voz de los verdaderos protagonistas, los que conocen tierra adentro, cada roca, médano y pastura de la Cordillera de los Andes.

Alejandra Barro (30 años, asistencia de fotografía y logística), Federico Romero (40, fotógrafo), Roberto Bandiera (39, cineasta a cargo de los videos del Planetario) y Nito Ovando (49, historiador) son quienes forman el equipo que llevará adelante la tarea. El emprendimiento está financiado por la Fundación Williams. Esta organización sin fines de lucro entregará $100.000 para el proyecto que resultó ganador entre otras propuestas de fomento científico y cultural de todo el país.

"Vamos a grabar a distintos abuelos que viven en el campo y ocupan los puestos y se dedican a la crianza de chivos, para que nos cuenten sobre leyendas, el uso de la flora nativa, la medicina tradicional, cocina campesina y las temáticas que vayan surgiendo de las entrevistas", contó Ovando sobre la iniciativa.

Con esa información los emprendedores confeccionarán carpetas que más tarde podrán llegar a distintas instituciones para uso educativo. Así por ejemplo una profesora de Química podrá disponer de material didáctico de una puestera diciendo cómo con una planta se hacía jabón en 1940 y podrá articular ese saber con una historiadora que describa las costumbres higiénicas de esa época.

"El material generado va a tener la versatilidad de ser visto en distintos soportes: una pantalla grande para un grupo numeroso; una computadora o un celular para grupo pequeños o una sola persona; esto si se trabaja con los videos, pero también los audios son un material didáctico de variadas aplicaciones educativas", explicaron los miembros del equipo.

Pasión por lo popular

Ovando, que trabaja desde 1995 obsesionado con este tema, contó que la trashumancia es una construcción cultural, articuladora de una gran cantidad de prácticas diferentes. "Antes había una mirada anecdótica, una postura romántica de los viajes de los pastores y no se entendía que es más profunda la forma que tienen de aproximarse al espacio cordillerano y al llano", dijo.

"Actualmente en Malargüe hay cerca de 1.000 familias puesteras y el 60% hace trashumancia", detalló el estudioso."Hay muchas familias de puesteros que cada vez más alternan su vida con la ciudad. Pero hay una especie de retorno y revalorización del campo", precisó.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en pos de rescatar este modelo cultural que lentamente desaparece en el mundo quiere declarar la trashumancia como patrimonio de la humanidad. Desde hace años se han impulsado distintas iniciativas en este sentido.

"Estoy escribiendo sobre esta crisis que atraviesa la trashumancia. La construcción de las rutas en Malargüe ha cortado los caminos de trashumancia, el dique que van a hacer el de Portezuelo del Viento llena de agua un montón de veranadas. El paso Pehuenche está construido sobre un camino de trashumancia y por eso hay tantas discusiones con los puesteros ahora, porque Vialidad se había comprometido a hacer un camino paralelo y no lo hizo nunca. Eso explica el récord de accidentes. Hay muchos animales muertos porque ese era un camino de arreo", relató Ovando.

Basados en la historia oral

Los miembros del equipo contaron que la propuesta tiene como punto de partida y sustento los fundamentos de la historia oral ya que se pretende un abordaje de aspectos identitarios de la comunidad rural cuyo acervo no produce información escrita. Los videos finales irán acompañados con música original de la prestigiosa cantautora mendocina Sandra Amaya, siempre vinculada a la cultura popular y al rescate de las raíces.

Localización

Los puesteros son un colectivo social, actualmente localizados en una vasta región: Norte, Oeste y Sur de Mendoza, Sudoeste de La Pampa y Norte de Neuquén.

Identidad

No se los puede definir como originarios ni como europeos, sino más bien como un corpus sociocultural resultado de la dinámica multiétnica, que también se dio en los ámbitos campesinos de Latinoamérica.