Mendoza Miércoles, 5 de septiembre de 2018

Los científicos afirman que el Conicet está paralizado

La falta de dinero para proyectos y para mantener gastos corrientes es parte de una situación insostenible, aseguraron

Para los investigadores mendocinos haber eliminado el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva es la medida final de "un proceso de desguace que viene soportando el sector desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri".

Esta importante área de investigación y conocimiento atraviesa una crisis terminal: el Conicet está parado, denunciaron. Así definieron el estado en que se encuentra el sector, los profesionales que, junto con becarios, técnicos y administrativos, se reunieron ayer en una asamblea que terminó en protesta en la puerta del Centro Científico Tecnológico ubicado en el parque General San Martín.

Desde 2016 el área está soportando la falta de presupuesto, el desfinanciamiento que no hace otra cosa que expulsar a los científicos del sistema. "Está congelado el ingreso de personal de apoyo, los cargos concursados no están siendo efectivizados, las proyecciones de ingreso están en un tercio de lo que deberían de estar, y esto es sólo una parte del panorama que vivimos. Ni hablar de cómo se encuentran los salarios de los trabajadores de Ciencia y Tecnología", comentó a UNO el investigador Esteban Zunino.

También dijo que la falta de presupuesto no permite la ejecución de proyectos, ni el mantenimiento edilicio que permita trabajar como corresponde.

"No se han ejecutado los proyectos concursados de 2016 y 2017 porque no están mandando las partidas, se están pagando obras y servicios con plazos fijos que vienen de presupuestos de años anteriores. No mandan plata ni para pagar la luz, y los investigadores están poniendo dinero de bolsillo para sostener el equipamiento, la movilidad, los proyectos, las presentaciones en congresos, entre otros temas", señaló Zunino.

El científico indicó que se realizó una reunión con los institutos del país y se firmó un petitorio para explicar la situación. Al poco tiempo, dijo, el Gobierno prometió una partida de $500 millones que nunca vieron. "La situación hoy es de una parálisis total. No hay dinero para investigar", afirmó.

Más problemas

La grave situación incluye que en los últimos años disminuyeron las becas y no están siendo girados a los institutos los fondos comprometidos para obras y equipamiento. La situación en Mendoza es igual a la del resto de los centros científicos del país, es decir, ni siquiera cuentan con recursos mínimos para afrontar los gastos corrientes, según fuentes del sector.

Fabiana Grasselli, investigadora del Conicet, dijo que el hecho de que desaparezca el Ministerio de Ciencia no sólo es un tema simbólico sino que tiene un efecto real sobre el desarrollo de la tarea científica: "Sella el sistema de vaciamiento que se viene produciendo desde hace dos años y a futuro seguramente habrá un achicamiento mayor". También se mostró preocupada porque estas medidas puedan traer despidos, aunque por ahora no hay nada concreto. En Mendoza trabajan en el sector que se dedica a la investigación científica, alrededor de 1.100 personas, entre becarios, investigadores y administrativos.

Más noticias