Mendoza Sábado, 7 de abril de 2018

¿Los abogados deben vestirse de manera sobria y decorosa?

Una publicación de la Suprema Corte pide a los letrados que utilicen prendas oscuras y corbata. Se molestaron algunos pero los colegios que los agrupan están de acuerdo

Quizás no alcanzaba a merecer una discusión de café, pero que haya sido recordado por la Corte hizo que se esté polemizando sobre esto en los pasillos de los tribunales de cada circunscripción judicial de la Provincia. ¿Cómo debe vestirse un abogado cuando está realizando algún acto propio de su profesión? La Corte, recordando simbologías históricas, dijo que la vestimenta "debe ser sobria, preferentemente prendas oscuras, de color negro, azul, o gris y los varones acompañado con corbata, evitando la exuberancia".

Todo empezó el martes a la mañana, cuando fue presentado en la Primera Circunscripción el Fuero Penal Colegiado, acto que fue presidido por el titular de la Corte mendocina, Jorge Nanclares, y el gobernador Alfredo Cornejo.

En ese acto se repartieron cuatro trípticos. Los tres primeros explicaban el funcionamiento del nuevo sistema. El cuarto, bajo el título Nueva Justicia Penal de Mendoza. Las Audiencias Orales y los Símbolos de la Justicia Republicana, refrescaba justamente eso, los símbolos y su porqué.

Desde el uso del martillo para llamar al orden y dictar sentencia, hasta el porqué de la ubicación de cada uno de los actores en una sala de debates, se refrescó cada punto. El último hizo referencia especialmente a la vestimenta. Dice, textual: "Es extendida en los ámbitos judiciales de muchos países y de tribunales internacionales el uso de toga, aunque en nuestro medio no es costumbre su utilización y promoverla podría ser confundida con otros usos. La toga en el concepto republicano, debe ser sobria y estar desprovista de adornos u otros aditamentos (pelucas) -propios de las tradiciones de la monarquía o la aristocracia-, porque simboliza la igualdad externa de los intervinientes en las audiencias y la diferencia entre ellos debe estar por el valor de los argumentos que se exponen. Pero que no adoptemos la toga, no implica que el atuendo a utilizarse no sea el apropiado. En las audiencias, tanto para los jueces, fiscales y defensores -sean oficiales o particulares- la misma debe ser sobria, preferentemente prendas oscuras, de color negro, azul, o gris y los varones acompañado con corbata, evitando la exuberancia. Así la distinción será por los argumentos, no por las prendas".

A partir de allí, especialmente por aquellos que se habían enterado "de oídas" de la existencia de este folleto, muchos abogados comenzaron a polemizar sobre esto y algunos sintieron que el máximo tribunal estaba condicionando su manera de vestir.

Sin embargo, consultados sobre esto, los presidentes de los colegios de abogados de la Segunda, Tercera y Cuarta Circunscripción Judicial, no sólo coincidieron sino que también respaldaron la utilización de vestimenta "sobria y decorosa" de los letrados y funcionarios.

Ellas también

Si bien no hay consideraciones sobre la vestimenta de las abogadas, se entiende que ellas también están comprendidas en el concepto de "decoro y sobriedad". Los letrados hombres sostienen que sus colegas mujeres suelen andar muy elegantemente vestidas y que es innecesario advertirles sobre esto.

Opina

Martin Javier Buscemi

Presidente del Colegio de Abogados de la 2da Circunscripción Judicial (zona Sur)

Sostuvo que "coincidimos que el abogado debe vestirse formalmente. Es una forma de resaltar los valores. Esto no implica utilizar prendas costosas".

El abogado recordó que justamente el colegio tuvo hace un tiempo un debate sobre este tema, debido a un incidente ocurrido en una vista de causa en una Cámara laboral.

Allí uno de los abogados había ido vestido de jean, remera llamativa y zapatillas. Primero el tribunal le propuso un cuarto intermedio al letrado, para que fuera a cambiarse, per este se reusó. Debido a esto, la cámara suspendió la audiencia.

"Reunimos a todas las comisiones del colegio y analizamos esto. Todos coincidimos en que el tribunal tenía razón. Incluso un secretario del tribunal le había propuesto al abogado prestarle saco y corbata, pero se negó. Fue casi un capricho", contó.

Esa vez el colegio del sur, analizó antecedentes. "Hubo un caso en Neuquén donde se suspendió una audiencia de debate, porque el abogado no tenía corbata. Después de una serie de recursos la Corte le dio la razón al tribunal".

Buscemi subrayó que "nuestro criterio es coincidente con esta idea de la Suprema Corte. No exige ni es caprichoso, pero es bueno que se mantenga cierta formalidad, siempre que esto no perjudique a nadie. Hoy en día, cuando las instituciones son tan atacadas, es bueno tratar de mantener el formalismo, por respeto a todos".

Un detalle: el presidente del Colegio de Abogados de la 2da Circunscripción es un hombre de 35 años, lo que hace suponer que la defensa de la formalidad o no, no tiene relación con la edad.