Mendoza Martes, 13 de febrero de 2018

Las reinas de la Vendimia, con el sello Dalila Tahan

La diseñadora de moda será la encargada de vestir a las candidatas que disputarán la corona nacional

Este año la famosa diseñadora Dalila Tahan (53) será la encargada, por octava vez, de vestir a las 18 reinas de la Vendimia, que serán las protagonistas de la Fiesta Nacional a realizarse el 3 de marzo en el anfiteatro Frank Romero Day.

Además suma más de 15 vendimias departamentales a lo largo de sus 40 años de oficio, que la han convertido en una verdadera referente de la moda y el diseño de vestidos de fiestas.

"A pesar de que pasó mucho tiempo desde mis primeros pasos, cuando hacía camisolas de lienzo, siempre trato a las clientas como si fueran la primera. Ellas me agradecen por haberlas atendido y en realidad soy yo la agradecida por haberme elegido", comenta Dalila, en su taller de la calle Martínez de Rosas 734 de Mendoza capital, donde recibió a Diario UNO.

Para ella es un enorme orgullo vestir a las chicas que competirán por el cetro vendimial. Ya tiene lista gran parte de los vestidos que lucirán, y espera que el próximo fin de semana pueda probarles los tres vestidos a las candidatas.

"Cuando trabajás detrás de la cortina hay que tratar de unificar los gustos de las chicas y a veces es difícil complacer a todas, pero siempre mi idea es superar las expectativas que ellas tienen", confiesa la mujer , que trata de combinar su vida laboral con la familiar, compuesta por 4 hijos (Hasan, 25; Mora, 22, y Alma y César, de 15 años).

"Vivo con mis hijos y los fines de semana me gusta cocinar. Trabajo 8 horas, duermo 8 horas y soy muy ordenada porque creo que es la forma en que las cosas salen bien. También me gusta el contacto con la naturaleza, por eso salgo a trotar por los cerros, y cuando puedo voy a Potrerillos a hacer windsurf", contó.

En equipo

Claudia, Alejandra y Julia son la mano derecha de Dalila, y también María Rosa, "que es encantadora, cose muy bien y hace muchos años que trabaja conmigo", dijo.

Precisamente son ellas las que ya tienen prácticamente todo listo para la gran noche mendocina. Así, apenas se ingresa al taller de costura se puede ver el vestido que se pondrán para el Acto Central colgado en un maniquí.

"Para esa noche tan especial elegí un color azul porque quería reflejar el color de la noche, un diseño simple, de tafeta de seda natural, media campana, de cortes muy puros, y la parte de arriba es un tul donde se fusionan ramitas de lentejuelas superpuestas. La idea es que las chicas se sientan cómodas, por eso llevarán un sostén de color piel", detalló.

También ya están listos los vestidos que las candidatas usarán para las actividades públicas, previas a la noche de la elección. Son de jersey de seda, negros, largos y con un corte muy simple. "Las chicas usan talle 38, 40, 42, y este año son bastante altas y flacas, por eso elegí este modelo, para que luzcan bien su figura. Y hay otro modelo que utilizarán en una presentación protocolar, dentro de la semana de Vendimia, que es de satín de seda rosa pastel, con el cuello bordado", indicó.

Armonía y orden

A pesar de la gran cantidad de vestidos, telas, maniquíes, costureros y armarios, el lugar está ordenado, todo está en su sitio. "No me gusta trabajar con todo desordenado, me gusta que esté todo limpio, por eso se puede ver a simple vista las telas dobladas y bien puestas", señala.

Ese orden que muestra lo relaciona con la armonía que debe reinar, según ella, en el lugar de trabajo y en la vida en general.

"Somos los que generamos y nuestro entorno debe ser armónico, todo empieza y termina en uno. Las gratitudes que he recibido en mi trabajo las he ganado. Soy hija de españoles y árabes sirios, y he ido varias veces a España, me tira la sangre", se define, y cita a Byron Katie, autora del libro Mil nombres para el gozo, al que mencionó como "maravilloso".

"Vivo con mis hijos y los fines de semana me gusta cocinar. Trabajo 8 horas, duermo 8 horas y soy muy ordenada porque creo que es la forma en que las cosas salen bien"

Dejanos tu comentario