Mendoza Domingo, 4 de marzo de 2018

Las familias y las hinchadas, siempre incondicionales

Con cochecitos para los bebés y bastones para los ancianos, con bombos y pecheras, unos y otros son un público fiel

La Fiesta de la Vendimia es siempre una buena oportunidad para disfrutar en familia. Desde muy temprano fueron llegando y ocupando el Teatro Griego con canastos colmados de comidas y bebidas. La idea es ubicarse con tiempo y aprovechar la música y buena onda de la previa. Unos eligieron los picnics, otros mates y la mayoría apeló al agua y las gaseosas refrescantes, ya que los más de 30 grados se hicieron sentir.Además de los familiares, fieles como siempre dijeron presente las hinchadas, compuestas por grupos de amigos o vecinos que llegaron desde las 18 comunas con todo tipo de pancartas, carteles elaborados, cotillón para la ocasión, pecheras de colores, bombos, silbatos y hasta vuvuzelas. En esta edición se sumaron actuaciones e interpretaciones con actores y payasos, que daban la bienvenida a estos ruidosos grupos.Lavalle, Santa Rosa y Tupungato fueron los departamentos que más fanáticos aportaron.

Más noticias