Mendoza Viernes, 23 de noviembre de 2018

La Patrulla de Rescate está integrada por 25 oficiales

El grupo especial se encarga de la prevención, búsqueda, auxilio, y evacuación de personas en la montaña.

La Unidad Patrulla de Rescate y Auxilio de Montaña dependiente de Policía de Mendoza está integrada por 25 oficiales, comandados por el comisario inspector Antonio Ibaceta.

Entres sus funciones, el grupo especial se encarga de la prevención, búsqueda, auxilio, rescate y evacuación de personas y rodados en diferentes puntos de la zona de montaña de Mendoza.

Su ámbito de actuación son la precordillera, la cordillera media y alta montaña. Y, en caso de emergencia, puede intervenir en el territorio de otras provincias para su colaboración.

Unas de las principales tareas que realizan es instalarse en época estival en el Parque Provincial Aconcagua para resguardar la vida de los visitantes.

Estas actividades comienzan cada año en noviembre y se extienden hasta marzo, debiendo adecuarse las instalaciones en el destacamento policial de Plaza de Mulas, días previos.

Se habilita el Destacamento Policial (más alto del mundo) en Plaza de Mulas (4.300 msnm), la base de operaciones de la Unidad Patrulla de Rescate y Auxilio en Montaña (UPRAM) y el Puesto de Avanzada Nido de Cóndores (5.565 msnm), con cobertura durante la temporada de ascensiones por la ruta normal o norte.

En esta etapa, se conforman dos grupos de rescate, uno de ellos desempeña sus tareas en Plaza de Mulas. El otro permanece en apresto o guardia pasiva para actuar a requerimiento en eventuales emergencias en otras áreas de montaña dentro del ámbito provincial. Los relevos se realizan cada 15 días, debiendo el personal estar alistado un día antes, es decir que son 16 días de labor por 14 días de guardia pasiva.

Entre los entrenamientos que realizan, los rescatistas exploran y reconocen distintos terrenos montañosos de la provincia, a fin de agilizar la intervención ante una situación de emergencia.

Utilizan equipamientos especiales acordes a las condiciones de vida que exige la montaña, integrados por vestimenta, equipamiento de comunicación, computadora portátil, vehículos 4×4, motos y bicicletas.

Todo esto se suma a su labor por la preservación del medio ambiente y a mantener limpia la montaña.

Más noticias