Mendoza Lunes, 9 de julio de 2018

La acreditación digital del seguro es válida, pero se desconoce

No hace falta mostrar un papel si se demuestra el pago con una captura de pantalla, mensaje o mail. Esto está alentado por la bancarización de las transacciones.

Ante la detección del vehículo para un control vial en alguna calle o ruta de Mendoza, alcanza y sobra con que el conductor agarre su celular, vaya a la galería de imágenes y busque la captura de pantalla, o revise el mail o acuda al buzón de mensajes del dispositivo donde esté registrado el pago de la póliza de seguro para mostrárselo al oficial y para continuar el viaje, en regla.

Es que ya, por la nueva Ley de Tránsito de Mendoza, desde hace meses está en plena vigencia la prohibición de la exigencia del comprobante impreso aunque el común de la población aún desconoce esta oportunidad, según opinan agentes de seguro. Que se remplace el papel por lo digital es una posibilidad en la que debería haberse avanzado más, advierten, por la bancarización de los pagos de las pólizas en su totalidad, desde marzo a través de los medios electrónicos autorizados por el Banco Central.

"El comprobante del pago del seguro puede ser mostrado de manera digital y no es necesario que esté impreso. Ya sea por el resumen del débito de la cuenta o de la caja de ahorro o el de la tarjeta, o muchas compañías ya le envían el recibo digitalmente al cliente. Si los detienen no pueden exigírselos y si lo hacen les están cometiendo una irregularidad. Más allá de que lo dice la Superintendencia de Seguros de la Nación, hay una ley provincial que lo manifiesta, hay un artículo que lo dice específicamente", aseguró Edgardo Juchniuk, vicepresidente de la Asociación de Productores de Seguros (APAS) de Cuyo, refrescando uno de los cambios a partir de la nueva Ley de Tránsito que rige desde mediados de diciembre.

En el artículo 42, la legislación dice que basta con un correo electrónico, una captura de pantalla o algún mensaje instantáneo en un dispositivo electrónico para demostrar el pago, dejando sin efecto el decreto 1.738, que obligaba a que debiera presentar factura o recibo impreso, sí o sí. Desde la dirección de Seguridad Vial lo ratificaron y destacan que es un buen modo de simplificarle los trámites al conductor.

"Pero la gente hoy lo desconoce y estamos tratando de difundirlo, porque ni las autoridades de control están haciendo una buena campaña en ese sentido. El hecho importante, igualmente, es que la gente esté asegurada, sobre todo por lo que puede costar afrontar hoy un siniestro", agregó Juchniuk.

Vale destacar, además, que si no se circula con la cobertura de seguro, eso es considerado una falta gravísima, con una sanción que va desde los $16.500 hasta los $22.000.

Más allá de que la nueva ley entró en vigencia hace medio año, la oportunidad de demostrar de forma virtual el pago de los seguros se vio alentado sobre todo desde el 31 de marzo, cuando la bancarización de los pagos de seguros pasó de ser gradual a definitiva, para su totalidad.

Hoy se puede pagar a través del débito de cajas de ahorro o cuentas corrientes, así como con tarjetas de crédito o asistiendo a algún empresa de cobranza como Rapipago o Pago Fácil, caso en el que deben guardar el comprobante de pago porque es lo que funciona como recibo. El cambio, según los referentes del sector, tiene sus pros y contras.

La ventaja dicen que es la desaparición de la ilegalidad. "Algunos hacían documentos apócrifos, de compañías inexistentes que cobraban en efectivo. Ahora la venta ilegal que afectaba sobre todo a los de menos ingresos desaparece y la gente tiene que saber que no se puede pagar en efectivo el seguro del auto, de su casa o de lo que sea", dijeron desde la APAS. También adelantaron que se avanza hacia una digitalización total del sistema de pólizas, que eliminaría por completo el uso del papel.

Sin embargo, y haciendo un llamado de atención a la población, como desventaja destacan que si no se paga el día del vencimiento y se acude después a las bocas de pago electrónicas el pago se acredita a las 0 horas del día siguiente a la transacción, dejando sin cobertura al cliente por un día o varias horas.

Otro de los problemas que detectan es que esto funciona muy bien en los centros más poblados, pero en los más alejados se dificulta la cobranza porque a veces se caen los sistemas. Por eso, recomiendan que adhieran al débito o al pago a través de la tarjeta de crédito para que esto ocurra el día del vencimiento.

Según la ley 9.024. El conductor debe portar el comprobante de pago de la Póliza del Seguro de Responsabilidad Civil por daños hacia terceros, con cobertura vigente, que se acreditará mediante la presentación del recibo de pago o por medios electrónicos, tales como mail, comprobantes de débito, capturas de pantalla, mensajería instantánea y cualquier otro medio equivalente que demuestre el pago.