Armó la competencia que reunirá a los gamers de la provincia

Iván, el soñador que creó la Liga de Deportes Electrónicos

Iván Bee se define como un soñador. Hace 34 años nació en El Dorado, Misiones, aunque a los dos años se fue con su familia a vivir a Italia. Cuando tenía 10 volvió al país para instalarse en Mendoza, pero a los 20, tras la crisis del 2001, partió a España. Regresó ocho años después, pero se volvió a ir; esa vez armó los bolsos para viajar a Brasil.

Hace dos años que está otra vez en nuestra provincia y con un desafío por delante: organizar la primera Liga Mendocina de Deportes Electrónicos, que ya tiene fecha y lugar para que los amantes de los video-juegos le den play y empiecen a demostrar sus habilidades en lo que ellos consideran un deporte.

Esta liga surgió luego de que se frustrara una Fan Game que se iba a realizar con el apoyo del Gobierno provincial, pero por la situación económica le bajaron el pulgar. Ahí surgió la idea de Iván. "Me dije: ¿todo este tiempo invirtiendo en armar un evento para no hacer nada? Y como había hecho varios contactos me propuse aprovecharlos. Fuimos con Federico Agostino, que es el que está conmigo en esto, al Club de Emprendedores y nos abrieron las puertas para realizar esta Liga de Deportes Electrónicos, que es algo que faltaba en Mendoza", explicó este realizador audiovisual en su oficina, montada en su propia casa, y acompañado de su perro Morgan, con una mancha negra sobre uno de sus ojos.

Para lograr una buena concurrencia fue convocando a lo gamers de los siete juegos que estarán en esta competencia: Dota 2, FIFA, Hearth Stone, Clash Royale, Street Fighter, Mortal Kombat y Dragon Ball Fighter Z. "Como conocemos a todas la comunidades gamers de Mendoza fuimos una por una contándoles nuestro proyecto e invitándolos a participar. De todos los juegos que van a estar nos dijeron que sí", dijo Iván incluyendo a su amigo Fede en esta aventura.

La pasión por los videojuegos la adquirió desde chico, cuando se juntaba en los ciber a jugar con sus amigos, algo que se ha ido perdiendo con la llegada de internet a los hogares. "A los 18 años me iba al ciber todos los días. Para mí la vida era ir a la facultad y después al ciber. Pero ese espíritu de club de amigos se perdió, porque cuando internet llegó a las casas nadie más fue y se perdió esa magia de jugar todos juntos en un mismo lugar", recordó Iván con un dejo de nostalgia por aquellos momentos compartidos frente a una computadora y con chicos de su edad y con la misma onda.

Pero hoy intentará recuperar algo de eso: "Con esta liga quizás podamos dar un paso para reiniciar ese concepto de amistad, porque las competencias serán presenciales y se estarán conociendo entre los jugadores de la misma disciplina y también a los de los otros deportes".

Los ganadores tendrán un premio en efectivo, que será de $200 por cada inscripto que haya. "Eso es lo inicial, porque de ahí en adelante se suman todos los premios de los patrocinadores más lo que podamos conseguir a través del Gobierno o de entidades públicas", contó Iván sobre el deseo de tener cómo recompensar a los participantes.

Así, este soñador va haciendo realidad su sueño, el de formar un club de "amigos electrónicos".