Mendoza Martes, 17 de julio de 2018

Hay 48 chicos esperando ser adoptados pero no hay familias que los quieran

En 38 casos son grupos de hermanos y tienen más de 4 años. Además hay 78 menores que están esperando a que se declare su situación de adoptabilidad.

En Mendoza hay 48 niños a la espera de una familia, pero pocos adultos dispuestos a adoptarlos. La directora de Promoción y Protección de Desarrollo Social, Daniela Torres, explicó que lo más difícil del proceso es encontrar coincidencia entre el plan de hogar que plantean los adoptantes y los niños que están en la DINAF en situación de adoptabilidad.

En los hogares hay 48 niños que ya pueden ser adoptados, de los cuales 20 tienen algún tipo de discapacidad, en algunos casos son problemas severos. Además, más de la mitad de los chicos, específicamente, 38 tienen más de 4 ó 5 años y son grupos de hermanos.

Además hay 78 menores que están esperando a que se declare su situación de adoptabilidad. Es decir, su caso se encuentra en trámite y en manos del poder Judcial.

"No hay que juzgar a los adoptantes, nada más lejos. Pero lo cierto es que el problema hoy, es que no hay gente dispuesta a adoptar a los niños que están y con las características que poseen", explicó la directora.

Acortando plazos

El gobernador Alfredo Cornejo anunció que desde el Ejecutivo se presentó un proyecto que de aprobarse, modificará la legislación que actualmente rige las adopciones. El Código Procesal de Familia, será debatido en la cámara de Diputados y se espera que sea bien recibido por los legisladores. La iniciativa se enfoca en lograr un abordaje y soluciones integrales a las problemáticas de familia, violencia familiar y de las personas menores de edad.

Lo fundamental es la celeridad que se le imprime a los plazos para lograr la adopción plena. Cuando el menor no tenga alguna filiación familiar, podrá obtenerse el dictamen en 75 días. En el caso de que sea necesario evaluar su entorno y establecer que es lo mejor para el chico, se tendrá que hacer todo el proceso lo más rápidamente posible ya que en un plazo máximo de 9 meses debe decidirse su situación de adoptabilidad.

"Por lo general, lo que lleva a que se separe a un niño de su vínculo de sangre es la negligencia extrema, el descuido, la violencia intrafamiliar", señalo la directora de Promoción y Protección de Desarrollo Social.

Manifestó que desde el área confían en la idoneidad de los jueces para aplicar el proyecto de ley si es sancionado. Agregó que sería un sistema procesal nuevo pero considera que los magistrados podrán adaptarse bien; e incluso ponerse al día con los casos de niños que hace años esperan recibir la adopción plena. Torres indicó que no descartan que cuando la iniciativa llegue al recinto, se establezca una Comisión de Seguimiento para una mejor aplicación.

La nueva figura

Durante muchos años los niños quedaban en la DINAF porque aparecía un familiar a verlo antes de que se venciera el plazo para empezar a tramitar su estado de adoptabilidad. Entonces, los tiempos del proceso volvían a cero y así sucesivamente.

"Con este proyecto aparece una nueva figura legal que es la adopción simple en la cual el menor es adoptado pero mantiene el vínculo con su familia de sangre" concluyó la directora de Promoción y Protección de Desarrollo Social.

Más noticias