Mendoza Martes, 14 de agosto de 2018

El pastor mendocino que pide prisión para los que votaron a favor del aborto

Se trata de Héctor Bonarrico, que también es senador. Deslizó polémicas declaraciones sobre el aborto. También trató a las mujeres de "brutas".

El pastor evangélico y senador mendocino Héctor Bonarrico, miembro del interbloque del Partido Intransigente (PI), realizó polémicas declaraciones sobre la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Sus dichos fueron repudiadas por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) y puestos en duda por él mismo, al ser consultado para que ampliara sus opiniones.

En un largo discurso que pronunció a través de su canal en YouTube días antes de que se votara en el Senado la rechazada ley, el hombre que llegó a la Legislatura junto con el diputado provincial Mario Vadillo (PI) y el senador nacional José Luis Ramón (PI dio a conocer un pensamiento en el que exacerba su postura religiosa y el limitado conocimiento de los temas que expone a sus seguidores.

Pidió cárcel para los legisladores que votaron a favor del aborto en el Congreso, trató de "brutas" a las miles de mujeres que defienden que en la Argentina el aborto deje de ser clandestino, dijo que el Poder Judicial y el Código Civil nacieron de la Biblia y que los "abortistas" impulsan una ley para realizar un genocidio como el que hizo el nazismo durante el Holocausto. "El problema de los abortistas es que quieren una ley similar a la que hizo Hitler", dijo.

En una parte de su exposición el pastor se horrorizó por la difusión del uso del preservativo como método anticonceptivo y de que se entregue o hable del mismo en las escuelas y defendió la práctica sexual solo dentro del ámbito matrimonial. "Cuando yo era joven, decir preservativo era una mala palabra. Hoy no, en las escuelas los regalan. Como dice la Biblia, la práctica del sexo es para el matrimonio", sentenció.

Pero eso no fue todo, porque también opinó sobre las mujeres violadas y de los embarazos que se producen fruto de estas situaciones dramáticas y complejas. "Quiero decirles a las violadas, que son las menos de las que quieren abortar, que lo lamento en el alma (...). El niño que tenés en tu vientre, es verdad que una parte es del violador, pero otra parte es tuya", expresó.

Se desdijo

No es la primera vez que Bonarrico genera repercusiones por sus dichos. Consultado ayer sobre el video que el FIT dio a conocer, el "apóstol y fundador del Concilio Apostólico Internacional", que ocupa la vicepresidentes de la Cámara de Senadores, negó la mayoría de sus declaraciones diciendo que no las recuerda, pese a que quedaron registradas en uno de los videos que difunde en su propia página web.

Según Bonarrico, las mujeres que han decidido interrumpir la gestación después se arrepienten.
Según Bonarrico, las mujeres que han decidido interrumpir la gestación después se arrepienten.

"No he tratado de brutas a las mujeres que quieran abortar. Los legisladores deberían ser juzgados pero tenemos que suavizar las discusiones y yo no los voy a demandar. Pienso que en la Argentina debemos cumplir la ley, que es la que juzga y dice qué hay que hacer. La ley determina lo que hay que seguir y si hay dos grupos antagónicos deben rendirse y someterse a lo que dicta la ley. Lo que yo pretendo es que se cuide a la mujer y al niño. Conozco a muchas mujeres con culpa y remordimiento por haber abortado. Hay que llegar a la raíz del mal", dijo en su defensa.

El rechazo

El senador Lautaro Jiménez, del FIT, se refirió a la publicación realizada por el legislador en YouTube: "Lo que afirma Bonarrico es muy preocupante. Respetamos el culto evangélico y a sus creyentes. Y defendemos el derecho a la plena libertad de culto. Pero las manifestaciones de este senador pidiendo la cárcel para los legisladores nacionales que votaron a favor de la ley de IVE son más propias de los regímenes teocráticos y las jerarquías eclesiásticas oscurantistas que militan a favor del aborto clandestino que de un funcionario público", señala en un comunicado.

Lautaro Jimenez.
Lautaro Jimenez.

"Este senador que José Luis Ramón hizo ingresar a la Legislatura atenta contra los programas de salud sexual y reproductiva, amparándose en haber aprendido mucho de medicina, al afirmar que los preservativos son mala palabra. Al igual que Abel Albino, desinforma en temas muy importantes para la salud pública. Hay leyes de educación sexual y salud reproductiva que debería estudiar, de lo contrario con su discurso está generando consecuencias que tienen que ver con el aumento de las enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y mortalidad materna e infantil", acusó Jimenez.

Asimismo adelantó que reclamará su asignación y responsabilizó "a José Luis Ramón por haberlo llevado en sus listas y mantener todavía un interbloque legislativo con una persona que se opone no sólo a la ley de interrupción voluntaria del embarazo sino también al reconocimiento del derecho al aborto no punible para niñas de 9 y 12 años embarazadas por una violación, que es ley desde 1921".

Los polémicos videos subidos a YouTube por el pastor