Mendoza Jueves, 1 de noviembre de 2018

El Misoprostol se vende en todo el país, menos en Mendoza

En uno de los cuerpos legislativos está frenado el proyecto para derogar la ley que impide aquí la comercialización

Desde el lunes y a través de la resolución 946/2018, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos, Medicamentos y Tecnología (ANMAT) permite la venta de Misoprostol en todas las farmacias del país para la interrupción del embarazo en los casos que contempla la ley. Pero en Mendoza por otra ley que está vigente desde el 2009, no se puede comprar.

Es sabido que una ley está por sobre otras disposiciones. Por lo tanto, de la única manera que se podría poner en marcha la disposición de la ANMAT, sería derogando esa ley que fue redactada por el ex médico y ex senador radical, Abel José. Con esta intención, la diputada Ana María Andía (UCR) redactó y presentó un proyecto, en agosto pasado. Sin embargo, la iniciativa quedó varada en la Comisión de Salud de la Cámara Baja. Quien dirige este espacio es la médica y diputada del PRO, Hebe Casado, que ha reconocido estar en contra de la iniciativa.

Lo que ha dicho, a modo de explicación, es que "hay otros proyectos más antiguos, que se deben discutir antes". Por su parte, Andía aclaró que en la Comisión de Salud se están tratando iniciativas que ingresaron a la comisión después de la de ella.

Por qué no lo quieren tratar

Consultada acerca de los motivos por los que la iniciativa de Andía no se ha discutido, la diputada del PRO explicó: "En este momento estamos tratando otros temas, que han ingresado con anterioridad. En general, los proyectos se tratan por orden de llegada, a menos que se pida la preferencia en la Cámara".

"Hay varios proyectos para tratar antes, estamos discutiendo iniciativas que han ingresado en 2017. Nos lleva un tiempo cada uno. Se requiere invitar a especialistas, realizar una investigación del tema, averiguar acerca de la legislación vigente. Tratamos de discutirlos lo más profundamente posible. Para que no se cometan errores, y para que no sean inaplicables", sostuvo Casado.

También dijo que no se le ha dado preferencia porque la legisladora que presentó el proyecto no la ha solicitado, y agregó: "Ya no se pueden pedir preferencias en este periodo".

Con respecto a su postura personal con respecto a esta iniciativa, la diputada del PRO opinó: "El aborto sigue siendo ilegal en la Argentina y poner a disposición en las farmacias el Misoprostol (considerado un instrumento terapéutico para el aborto farmacológico) en este momento, no tendría demasiado sentido. En segundo lugar y como médica, creo que el Misoprostol debe ser administrado en una clínica o un hospital. Tal y cómo sucede ahora. Esto por los riesgos que esto conlleva, sus efectos secundarios, el peligro de sangrado. Por ello creo que debe seguir como está, sin modificaciones".

Sobre la posibilidad de debatirlo, la presidenta de la comisión de Salud aseguró: "Sí lo vamos a tratar, cuando llegue su momento. Para esa ocasión se invitará a ginecólogos, grupos provida, grupos proaborto y también a quienes tienen injerencia en el tema, como las cámaras farmacéuticas".

La respuesta de Andía

La diputada y autora de la iniciativa, replicó: "El proyecto sigue en las mismas condiciones que el 10 de agosto, cuando se presentó: sin ser tratado".

En cuanto a los criterios que se utilizan para discutir o no un proyecto de ley, Andía explicó que "la forma de trabajo de cada comisión no es rígida. Estos espacios funcionan de manera similar, pero no idéntica. En definitiva, es una atribución de quien preside cada comisión, decidir qué proyectos se tratan y cuáles tienen que esperar".

Al respecto de que si cuenta con la opinión de los otros integrantes de las comisiones, Andía señaló que no siempre esto se cumple. En algunos casos sí y en otros no. "Puntualmente, en Salud esto no funciona tan así, sino que es la presidenta la que decide", aseveró.

También fue contundente al atacar el argumento de Hebe Casado sobre el tratamiento prioritario de los proyectos más viejos. "No es tan así. De hecho, ayer (por el martes) hemos tratado un proyecto del 2016 y tres del 2018: dos anteriores y uno posterior al que yo presenté".

Por otra parte, mencionó el tema del pedido de preferencia. "Podríamos haberlo hecho, pero teníamos la expectativa de que los tiempos para tratarlo fueran más cortos. De todas maneras, podríamos solicitarlo, aunque con preferencia igual se necesita el despacho de comisión".

¿Cómo se consigue hoy esta medicina en Mendoza?

En Mendoza, y luego de la sanción de la ley 8.116, que data de 2009, la única entidad autorizada para comprar Misoprostol es el Ministerio de Salud.

Es esta cartera la encargada de adquirirla, y tenerla en guarda hasta que por pedido médico, se entrega a las maternidades, públicas y privadas que así lo solicitan. También puede pedirla la Dirección Sexual de Salud Reproductiva, para la realizarción de ILE (Interrumpción Legal del Embarazo).

Ana María Andía explicó que la legislación pretendió ser aún más dura, negando cualquier forma de existencia del medicamento. Sin embargo, debió modificarla, porque el fármaco tiene otras utilidades como lo son la inducción de partos a tiempo, algunos tipos de tratamientos gástricos, y la expulsión del embrión en caso de aborto espontáneo.

Cada caja de este medicamento se vende casi en 4.000 pesos, y si lo solicitan entidades privadas, se hace la correspondiente gestión de cobro por parte del Estado.

Más noticias