Viernes, 24 de febrero de 2017

El fiscal Fabricio Sidoti no cobrará por cuatro meses y volverá a trabajar en abril

El plazo corre desde diciembre, cuando fue denunciado. Es por no haber detenido al padre de Ayelén Arroyo cuando esta lo denunció días antes del crimen. Piden cambios en la Ley 4.970.

El fiscal Fabricio Sidoti fue condenado por el Jury de Enjuiciamiento a 4 meses de suspensión en el ejercicio de sus funciones sin goce de sueldo. Como los plazos de cumplimiento de la sanción se cuentan desde el 22 de diciembre, cuando el Gobierno de Mendoza lo denunció por sus actuaciones previas al femicidio de Ayelén Arroyo, el magistrado regresará el 22 de abril a su cargo en la Fiscalía 11 de Maipú-Luján.

Y es muy probable que retome sus labores en los casos que estaba llevando adelante, como el de los abusos sexuales en el instituto Próvolo.
La votación fue unánime. Con este resultado, el Gobierno, la Suprema Corte y el peronismo llegaron a una solución aplicable al entuerto que representaba resolver la situación del fiscal, sobre todo porque nadie estaba convencido de validar el planteo de juicio abreviado en el marco del Jury, como habían pedido, de común acuerdo, el Procurador Alejandro Gullé y el abogado penalista Juan Day.
Esta fue la discusión que más tiempo llevó, reconocieron los senadores Juan Carlos Jalif (UCR) y Patricia Fadel (PJ), voceros habituales del cónclave político-judicial. De hecho, estos rivales en la política coincidieron en la necesidad de modificar la Ley 4.970 de funcionamiento del Jury de Enjuiciamiento para incluir el juicio abreviado entre los procedimientos habituales, de la misma forma en la que fue introducida la sanción intermedia para los magistrados y que se aplicó ayer. Hasta diciembre último, el Jury sólo podía rechazar o dar curso al juicio. Ahora, gracias a las sanciones intermedias, jueces y fiscales pueden ser castigados pero sin perder el puesto.
Reunidos en el cuarto piso del Palacio Judicial, los miembros del Jury de Enjuiciamiento debían considerar también la otra pata de la propuesta que acercaron Gullé y Day: apartar al fiscal dos meses y medio de sus funciones a cambio de que éste reconociera sus errores en el procedimiento en el caso Arroyo, pero sin hacerse responsable de los hechos que posteriormente desencadenaron la muerte de la chica a manos del padre en setiembre último. Sidoti había manifestado que fue un error no haber imputado al papá de Ayelén, Roque Arroyo, días antes del crimen, para proceder con las pericias psicológicas, ya que había sido denunciado por violación.

Nuevo rumbo
Como el debate estaba trabándose por las características de la propuesta, fue el propio fiscal Sidoti quien entró al Salón de Acuerdos de la Suprema Corte para expresar que desistía del acuerdo presentado ante el Jury para que este cuerpo decidiera por sí sólo la sanción que le correspondía. Sólo pidió que dicho veredicto estuviera lo antes posible.
Tras 5 horas de analizar las distintas alternativas, el Jury optó por condenarlo con 4 meses de suspensión en el ejercicio de sus funciones, sin tener que abrir el juicio que podría haber llevado entre uno y dos años de debate antes de llegar a una sentencia.
Le impuso además, que los haberes percibidos mientras fue investigado su caso (la mitad de su salario habitual), deberá devolverlos porque la pena es sin goce de haberes.
Al término del encuentro se le leyó a Sidoti la resolución, en presencia del procurador y jefe de los fiscales, Alejandro Gullé, y del abogado defensor, Juan Day.

Más noticias