Mendoza Jueves, 8 de junio de 2017

Declara el sacerdote Corbacho por los abusos en el instituto Próvolo

El abogado del religioso pidió que el acusado dé testimonio sobre los delitos que le imputan. No respondería preguntas de la querella. Es uno de los más señalados por las víctimas

Luego de más de seis meses detenido por los abusos sexuales a menores en el instituto Antonio Próvolo, de Luján, hoy, por primera vez desde su arresto, declarará el cura Horacio Corbacho (58) frente a los investigadores del caso. Su testimonio se dará tras un pedido de su abogado defensor, Pablo Kletzl, y está previsto que el imputado sólo reciba preguntas de su representante y no de la parte querellante. Todo ante el fiscal que lleva adelante la causa, Gustavo Stroppiana. Corbacho llegará en horas de la mañana a la Unidad Fiscal de Luján, y hay expectativas por lo que pueda declarar. Los pesquisas estiman que el religioso dirá que es inocente y que los casos de abuso a los chicos hipoacúsicos sucedieron mientras él estaba en el Próvolo de La Plata. Más allá de esta estrategia, muchas de las víctimas lo señalan como uno de los principales autores de los vejámenes descubiertos en noviembre del 2016. De los seis imputados que tiene el expediente, hasta hoy sólo ha declarado la monja Kumiko Kosaka, acusada de ser partícipe necesaria de los ataques sexuales. Esta mujer dio su versión de los hechos dos veces, y su relato en ambas oportunidades se extendió por casi 10 horas. El resto de los sospechosos, el cura Nicola Corradi (82) -con prisión domiciliaria por su edad- y los empleados del colegio Armando Gómez, José Luis Ojeda y Jorge Bordón, se han mantenido en silencio.Más allá de lo que deje el testimonio de Corbacho, en el expediente todavía hay un par de medidas pendientes. Entre ellas, la declaración de víctimas en cámara Gesell y conocer el resultado de los peritajes realizados sobre los dispositivos electrónicos secuestrados del instituto. En paralelo, el martes se conoció que la Justicia decidió también que se investigue sobre posibles casos de zoofilia ocurridos en el Próvolo. Puntualmente, se sospecha de que perros que viven en el lugar fueron abusados.

Más noticias