Mendoza Martes, 17 de julio de 2018

Alertan sobre los peligros de prender fuego en zona rurales

También se advirtió que están previstas elevadas multas para acciones como quema de pastizales, basura acumulada o limpieza de lotes, entre otros.

El Plan de Manejo del Fuego de Mendoza durante esta temporada está efectuando una campaña destinada a concientizar sobre quemas en el medio rural.

Alertó a los productores que encender fuego como método de limpieza de campos está prohibido por la ley 6.099. También se advirtió que están previstas elevadas multas para acciones como quema de pastizales, basura acumulada, limpieza de lotes, quema de fincas abandonadas, preparación de suelos para cultivos, banquinas y acequias o canales, asimismo las quemas clandestinas de campos incultos o remanentes de siembra.

"Se solicita a los productores no realizar quemas para limpieza de cupos de riego, ya que están igualmente prohibidas y se prevé la aplicación de severas multas. Estas costumbres, que se estiman beneficiosas por parte de quien las realiza, la mayoría de las veces han escapado al control del fuego y producido graves afectaciones de cultivos, arbolado, cierres perimetrales -alambrados- y ocasionado serias pérdidas económicas, además del daño ambiental del aire y el suelo", se afirmó en un comunicado.

Los brigadistas manifiestan que cada temporada se registran numerosos siniestros por el descontrol de las llamas que podrían ser evitados acatando la ley y piden a la población en general se tomen algunos recaudos, entre ellos, dar aviso al 911 cuando se vea encendido de fogatas en descampados o terrenos baldíos.

En la actualidad Mendoza cuenta con la protección del Plan Provincial de Manejo del Fuego, que está integrado por un grupo de cerca de 40 brigadistas y está equipado con 5 vehículos todo terreno, entre otros.

Además de su accionar en casos de siniestros, el equipo de brigadistas periódicamente realiza labores preventivas a través de charlas educativas, tanto para público en general como para otros organismos vinculados, como bomberos y policía.

Con estas medidas se busca generar hábitos de máximo cuidado en el manejo del fuego por parte de la ciudadanía en espacios públicos, por caso cuando se hace fuego para asados.

Además, desalentar prácticas muy arraigadas pero peligrosas, como la quema de ramas, pastizales y hojas secas, tanto en medio urbano como rural.

Más noticias