Mendoza Viernes, 28 de septiembre de 2018

A quiénes les asignarán las casas que rematará el IPV

Por el momento son siete las viviendas que se encuentran en condiciones de ser reasignadas.

El sueño de tener una casa propia incrementó notablemente el interés de los mendocinos al escuchar, en palabras del gobernador Alfredo Cornejo, que se comenzarían a rematar las casas del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) que registraran deudas.

Cornejo había apuntado hacia quienes no tenían sus planes de vivienda al día "a pesar de las irrisorias cuotas que van de los $17 a $70". Hasta el momento se supo que siete casas estaban en condiciones de ser rematadas pero no a quiénes serán designadas.

Según precisó Damián Salamone, titular del IPV, existe un listado que es elaborado desde las municipalidades en el que se contemplan determinados aspectos como la vulnerabilidad, el hacinamiento, la discapacidad de uno de los miembros de la familia o si se encuentran en situación de calle.

Esta información es enviada al IPV y se incorpora en el Registro de Necesidades Habitacionales (RENHABIT). Las familias que tengan necesidades habitacionales deberán dirigirse a la Dirección o Área de Vivienda del Municipio donde reside.

Aquí podrá encontrar un listado con las direcciones de estos organismos.

"Para esas casas se priorizarán las familias con mayor vulnerabilidad social. Las prioridades las marcan los municipios ya que ahora se trabaja con un listado único en el que va sumando puntos quienes tengan mayores necesidades", comentó Salamone.

En cuanto a las casas que serán rematadas, el funcionario señaló que para su desalojo actuará la Justicia pero que en "ningún caso" se trata de personas que no han pagado por no poder hacerlo.

"Estamos hablando de casas que se han utilizado para fines delictivos o que las familias viven en un lugar mejor pero las alquilan y no han pagado nunca", explicó y agregó: "No podemos permitir que con el dinero del Estado algunos saquen réditos económicos".

Existen requisitos que son generales y particulares para acceder a una vivienda:

-Conformar un grupo familiar. (En caso de personas solas mayores de 35 años, sujeto a evaluación)

-El/los titulares deberán ser mayores de edad (más de 18 años), menores emancipados y/o autorización judicial.

-No ser ni haber sido, adjudicatarios del IPV.

-No ser beneficiario de créditos del Banco Hipotecario Nacional o de otros provenientes del Estado, como PROCREAR.

-No ser propietario de bienes raíces.

-No deben estar incluidos en el registro de deudores alimentarios.

-Ser argentino (nativo o nacionalizado) o extranjero legalmente radicado con una antigüedad de radicación mínima de 5 (cinco) años en la Provincia y documento nacional de identidad emitido en la República Argentina.

Más noticias