Mendoza se sube a una tendencia mundial y tiene la primera bodega submarina del país. La firma que se atrevió con la innovación es la Bodega Tapiz, ubicada en Luján.

Desde hace unos años, la bodega mendocina también estableció dos bodegas en Viedma, Río Negro por intermedio de otra firma del mismo grupo, Fincas Patagónicas. Las uvas con las que fabrican su producción rionegrina nacen y crecen en las 60 hectáreas de viñedos que tienen en la localidad de San Javier. Y son los que han sumergido en el mar , en la zona de Las Grutas. Esta es la quinta cosecha que produce el viñedo.

Te puede interesar...

Esto forma parte de una tendencia que se viene dando en distintos países, como Italia, España y Francia y que ha dado muy buenos resultados.

El origen

Esta idea de conservar y añejar vinos bajo el mar viene desde hace siglos. En los distintos descubrimientos de barcos que se han ido dando se han encontrado ánforas repletas de botellas y al abrirlas se ha descubierto que los vinos estaban en muy buenas condiciones.

De hecho, el famoso investigador y explorador francés, Jacques Cousteau, halló junto a su equipo, hace varios años, en las costas de Marsella, un cargamento de vinos que estaban en muy buen estado. De esta manera se ha advertido que el mar brinda condiciones únicas para el añejamiento de los vinos.

En febrero de este año los responsables de la bodega sumergieron 300 botellas de Malbec y al abrirarlas en junio, luego de varios meses de permanecer sumergidas en el mar patagónico, resultaron vinos con características muy buenas.

Patricia Ortiz, gerente general de la bodega Tapiz, habló con el periodista Darío Gallardo para Radio Nihuil y contó sobre el proyecto:" Cuando comenzamos con este proyecto en la patagonia oceánica con nuestra cercanía con el mar, nos hizo pensar cómo iban a envejecer los vinos y como íbamos a hacer la guarda bajo el mar, y cuando los sacamos e hicimos la primera cata pudimos ver que las notas aromáticas estaban más marcadas y sin notas de envejecimiento. En la Argentina somos los primeros en hacerlo, pero este proyecto existe en otros lugares del mundo", contó Ortiz.

"Todo se está haciendo en un parque subacuático en Las Grutas, y ahora estamos armando una segunda parte del proyecto para seguir haciendo esto con muchas expectativas", resaltó la empresaria.