Diario Uno > grooming

Los casos de grooming en Mendoza aumentaron 30% en pandemia

El grooming o acoso virtual es uno de los mayores peligros a los que se exponen los chicos y adolescentes que usan internet sin ningún control. Cómo evitarlo

Mientras el acceso a dispositivos digitales y la conexión a internet han sido fundamentales para que los chicos pudieran seguir educándose en épocas de pandemia, a la par han crecido los peligros que cada día se multiplican en el insondable mundo virtual. En Mendoza creció el delito referido puntualmente al grooming o acoso virtual, en que un adulto se pone en contacto con un niño, niña o adolescente para ganarse su confianza y luego involucrarlo en una actividad sexual, concretando una cita o directamente vía web.

La abogada Vanesa Gómez Echegaray, representante de Grooming Argentina en Mendoza, explicó que, según mediciones de esta organización, durante la pandemia, los casos de grooming crecieron un 30% en la provincia. Este número es una de las conclusiones preliminares de un relevamiento que Grooming Argentina está llevando adelante en todo el país y del que Mendoza forma parte.

Además, la profesional destacó otros números que alarman: según datos obtenidos de la misma medición, 6 de cada 10 chicos de entre 9 y 14 años, hablan con desconocidos en internet y 3 de cada 10 menores de 16 años, concretan un encuentro físico con ellos.

Para entender estos datos, hay que tener en cuenta que en Argentina, el promedio de edad en el que un niño o niña accede a un dispositivo electrónico -teléfono o tablet- es de 9 años.

Cómo captan los pedófilos

Está de más decir que en el mundo digital, un chico está a la deriva sin la intervención de un adulto responsable. Según cuenta Gómez Echegaray, el 85% de los delitos contra la integridad sexual en internet tiene que ver con material de pedofilia

También explicó que a un o una preadolescente, los mueve la curiosidad porque es una actitud propia de esa edad. Si a eso se le suma la actitud de un manipulador profesional, lo más probable es que ese chico caiga en el peligro de acoso virtual.

El delito de grooming se da cuando se conjugan estos tres factores: un sujeto activo adulto o groomer, un sujeto pasivo, que es el o la menor de edad, y un medio comisivo, que es la plataforma virtual por medio de la cual se produce el acoso. En el momento en el que el adulto le pide imágenes de contenido sexual o le muestra él esas imágenes a un niño o niña, se considera abuso y no acoso y está tipificado en el artículo 131 del Código Penal El delito de grooming se da cuando se conjugan estos tres factores: un sujeto activo adulto o groomer, un sujeto pasivo, que es el o la menor de edad, y un medio comisivo, que es la plataforma virtual por medio de la cual se produce el acoso. En el momento en el que el adulto le pide imágenes de contenido sexual o le muestra él esas imágenes a un niño o niña, se considera abuso y no acoso y está tipificado en el artículo 131 del Código Penal

Las personas referentes tienen que ser conscientes de que, en el momento que se les da un dispositivo con acceso a internet, los niños, niñas y adolescentes ingresan en un mundo de adultos.

Destacó, además, que sin la mediación de estos referentes, los chicos están casi a la "intemperie" en cuanto a la virtualidad.

Otro aspecto a tener en cuenta, que muchos padres, madres y otros referentes desconocen, es que los pedófilos no solamente captan a través de las redes sociales -Instagram, Twitter, Tik Tok o Facebook- sino utilizando juegos en red, en los que se puede entrar con identidad desconocida.

Es el caso de Among Us, Roblox, Minecraft y Fornite. Lo que suele suceder en estos casos, es que el groomer capte al niño o niña y luego lo traslade a otra plataforma, en la que pueda interactuar en forma personal.

El hecho de que niños o adolescentes posean un dispositivo digital sin la mediación de un adulto, es casi como darles la llaves de un auto y dejarlos que lo manejen a partir de los 9 años El hecho de que niños o adolescentes posean un dispositivo digital sin la mediación de un adulto, es casi como darles la llaves de un auto y dejarlos que lo manejen a partir de los 9 años

Por qué los chicos no son conscientes del peligro

El reciente femicidio de Florencia Romano, la niña de 14 años asesinada en diciembre en Mendoza, y quien previamente fue víctima de acoso virtual, no es una situación aislada

En 2016, ocurrió un caso de grooming similar en la provincia de Buenos Aires. En ese momento, Micaela Ortega, una niña de 12 años que residía en Villa Las Rosas, creía contactarse con una amiguita de 12 años a la que no conocía, y la que se hacía llamar "La Rochi de River".

En realidad, se trataba de Jonathan Luna, un adulto pedófilo de 27 años, que resultó ser el femicida de la niña. Si bien venía hacía tiempo cometiendo acoso virtual, para concretar la cita El hombre aprovechó una pelea que Micaela tuvo con su familia, para invitarla a quedarse en su casa. Como el lugar en el que vivía la supuesta "Rochi de River" quedaba alejado de la casa de Micaela, el hombre que se hacía pasar por una niña, le dijo que su primo la iba a ir a buscar a la terminal, y le pidió una descripción de su ropa. Antes de irse de su casa, Micaela le dejó una carta a sus padres, diciéndoles que estaría bien.

Tras cinco semanas de búsqueda, el cuerpo de Micaela fue hallado en un descampado, cerca de Bahía Blanca. Fue el mismo femicidia quien les indicó como llegar al lugar en el que había tirado el cadáver. Luna tenía varios perfiles de facebook, desde donde se dedicaba a acosar a niñas y adolescentes, y su mecanismo era siempre el mismo: insistirles para encontrarse con ellas.

La psicóloga Nancy Caballero, especialista en mediación familiar y quien trabaja con chicos en situación de vulnerabilidad social, explica cuáles son los motivos por los que los adolescentes no sienten temor a este tipo de intercambios.

Es muy difícil trabajar estos temas, porque se pone en juego un factor psicológico que es propio de la adolescencia y la adolescencia y es la omnipotencia, la seguridad de que eso a mi no me va a pasar.

Los chicos se arriesgan a esa edad, es normal porque sienten inmunes y porque además creen que a ellos nadie los van a poder engañar Los chicos se arriesgan a esa edad, es normal porque sienten inmunes y porque además creen que a ellos nadie los van a poder engañar

La especialista cuenta que en las charlas que brinda sobre grooming a los y las adolescentes, les hace ver un video, en el que un investigador se mete en el mundo real de "Rochi de River" y muestra su habitación, que era a las claras, la habitación de un pedófilo.

Sin embargo, es difícil que los chicos entiendan que por esa situación también pueden pasar ellos Sin embargo, es difícil que los chicos entiendan que por esa situación también pueden pasar ellos

Qué pueden hacer los padres

En primer lugar, la especialista destacó que hablar con los chicos en términos de miedo o amenaza, no sirve, pero sí es efectivo abordar temas de la realidad, quizás casos cercanos e intentar que empaticen con las víctimas.

Los adolescentes entienden el peligro en abstracto. Es decir: sí comprenden que existen los acosadores y que una persona se puede hacer pasar por otra en las redes sociales, sí pueden empatizar con un caso que les resulte cercano, pero no entienden que les puede pasar a ellos. Para poner un ejemplo, es lo mismo que sucede con los jóvenes que no se ponen el casco para andar en moto sino que lo llevan en el brazo. O los que manejan habiendo tomado alcohol Los adolescentes entienden el peligro en abstracto. Es decir: sí comprenden que existen los acosadores y que una persona se puede hacer pasar por otra en las redes sociales, sí pueden empatizar con un caso que les resulte cercano, pero no entienden que les puede pasar a ellos. Para poner un ejemplo, es lo mismo que sucede con los jóvenes que no se ponen el casco para andar en moto sino que lo llevan en el brazo. O los que manejan habiendo tomado alcohol

El derecho a la intimidad

Otro aspecto que la profesional destacó como importante para poner sobre la mesa a la hora de discutir este tema con los adolescentes, es el derecho que ellos y ellas tienen de preservar su intimidad.

Subrayó que estamos en una época en la que todo se expone, de hecho, hay redes sociales como Instagram que están hechas para eso: para demostrar felicidad, para convertirse en objeto de deseo. Dicho de otra manera, gana quien más likes consigue.

Esa es la contradicción con las que los niños y niñas están creciendo. Sexualizar las infancias y luego decirles que en las redes, eso puede convertirse en un peligro.

Hay una gran hipocresía en el mensaje social que se transmite a los adolescentes. Por un lado, tratamos de que entiendan que tienen derecho a preservar su intimidad, e intentamos reforzar su autoestima, enseñándoles a valorarse por lo que son, y no por ser mirados y admirados. Pero por otra parte, el discurso que se trasmite, sobre todo a través de los medios, es el de la exhibición de los cuerpos y de que todo lo que tenga que ver con exponerse sea calificado como "impactante" o "infartante". En esa contradicción están creciendo los niños y niñas Hay una gran hipocresía en el mensaje social que se transmite a los adolescentes. Por un lado, tratamos de que entiendan que tienen derecho a preservar su intimidad, e intentamos reforzar su autoestima, enseñándoles a valorarse por lo que son, y no por ser mirados y admirados. Pero por otra parte, el discurso que se trasmite, sobre todo a través de los medios, es el de la exhibición de los cuerpos y de que todo lo que tenga que ver con exponerse sea calificado como "impactante" o "infartante". En esa contradicción están creciendo los niños y niñas

Cómo denunciar

Para denunciar o pedir asesoramiento en casos en los que se detecte acoso o abuso sexual virtual, se puede llamar en forma gratuita al 0800-222-1717.

También está disponible una aplicación virtual llamada "Gapp" para prevenir el grooming. Es una aplicación diseñada por Grooming Argentina, en la que se ofrece la utilización de un botón antipánico, a través del cual se puede denunciar una situación de acoso.

Por otra parte, desde la aplicación se pueden detectar los lugares en los que más casos de grooming se producen.

Además se puede tomar contacto con la organización Grooming Argentina (www.groomingargentina.org)