Diario Uno Judiciales Abuso sexual en Ciudad
Es Francesco Falasco, de Bodega Los Haroldos

Hijo de un bodeguero está imputado por abuso y busca recuperar su libertad

Por UNO

Este viernes se realizará una audiencia clave para definir si Francesco Falasco (25), acusado por abusar sexualmente a una joven en un after, recupera su libertad o continúa con prisión domiciliaria.

También te puede interesar: Estaban en un asado, tomó de una botella sin saber que era veneno y murió

La defensa del joven, integrante de la familia dueña de una de las bodegas más importantes de Mendoza, la bodega Los Haroldos, ubicada en San Martín, intentará cambiar la calificación del expediente que tiene en su contra.

Es que la fiscal de Delitos Sexuales, María de las Mercedes Moya, sostiene que se trató de un abuso sexual gravamente ultrajante -de 4 a 10 años de cárcel-. Esto quiere decir que hubo un sometimiento por parte del sospechoso hacia la víctima.

Te puede interesar: Qué tipo de mujer le gusta a cada signo

Pero la defensa, integrada por Roberto Lavado, sostiene que la conducta encuadra en un abuso sexual simple. De esta forma buscan bajar la escala penal de 6 meses a 4 años de cárcel. Como se convierte en un delito excarcelable, podría recuperar su libertad mientras avanza la investigación.

Esta cuestión será definida por el juez Diego Lusverti, quien este viernes escuchará las opiniones de las partes y luego deberá definir sobre el cambio de calificación y la prisión preventiva.

La acusación

El expediente tuvo su origen en mayo pasado, cuando la denunciante y Falasco se encontraban en un departamento propiedad de otra persona realizando un after. 

Según la versión de la víctima, en un momento se quedaron ambos dormidos en un sillón. Cuando despertó, tenía al joven encima suyo por lo que comenzó a patearlo para sacarlo y se retiró del lugar.

La versión del imputado es que ambos estaban despiertos, se estaban besando y cuando intentó sacarle el pantalón a la joven le dio las patadas en forma de resistencia.

Justamente en esa prenda de ropa de la víctima se encontraron cuatro manchas que fueron peritadas en un laboratorio. Una de ellas, ubicada en la parte trasera cerca del cinturón, correspondía a saliva de Falasco.

Seguir leyendo