Diario Uno Judiciales Pandora Papers
Pandora Papers

Enrique Pescarmona apuntado por sus empresas offshore

Figura en Pandora Papers junto a sus hermanas en un complejo y extenso entramado de sociedades offshore. Los Pescarmona controlan las firmas Insider Holdings Ltd

Por UNO

Enrique Pescarmona es uno de los seis empresarios investigados en el caso de los cuadernos de la corrupción que habría acudido a estructuras offshore para resguardar sus fortunas según revela la investigación "Pandora Papers" que realizó por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y analizados por el equipo argentino.

Claudio Glazman, Osvaldo de Sousa, Jorge Balán y Aldo Roggio son otros de los empresarios investigados por los "cuadernos de las coimas" e involucrados con cuentas en los paraísos fiscales.

En 2018 Pescarmona, tras varios años de default renució a la dirección de IMPSA y se convirtió en uno de los arrepentidos en el causa de las coimas, delitos que habría realizado entre 2008 y 2015 y en las que habría pagado casi 3 millones de dólares. Espera un juicio por más de una decena de casos de pagos de sobornos (“cohecho activo”) y tiene un embargo por $100 millones.

El empresario figura en Pandora Papers junto a sus hermanas en un complejo y extenso entramado de sociedades offshore. Los Pescarmona controlan las firmas Insider Holdings Ltd., creado por el estudio panameño Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal) en Islas Vírgenes Británicas. Según los formularios de ese bufete, la compañía canalizó “honorarios como directores de sociedades anónimas y renta de inmuebles” de sus beneficiarios finales. En marzo de 2018, en la época en la que el empresario se corrió de la conducción de Impsa, sus 25.000 acciones en Insider Holdings Ltd se redistribuyeron entre él y sus tres hijos, publica elDiarioAR, que junto a La Nación e Infobae integran el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Documento Pescarmona.jpg

El entramado offshore de Pescarmona se extiende a través de firmas panameñas y de Islas Vírgenes, abiertas entre 2007 y 2016, y que se controlan unas con otras. Entre ellas, figuran en los documentos Avondale Busines SA, Servicios Integrales Internacionales SA, -con cuentas en el MMG Bank Corporation-, Sealong Overseas SA, Yelverton Trading SA, Sitrack.com Panamá Ltda y Vinsyl Financing Corp.

Ante la consulta del equipo argentino de ICIJ, desde la familia Pescarmona respondieron que “las sociedades obedecen sustancialmente a razones operativas ligadas a la actividad comercial internacional”. “Han sido declaradas conforme la legislación aplicable para cada caso”, informaron. Pero se negaron a mostrar las declaraciones juradas: “Dado el carácter confidencial y privilegiado de la documentación sentimos no poder compartirla”.

Docuemento Pescarmona Pandora Papers.jpg

El equipo argentino de Pandora Papers está integrado por Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky y Ricardo Brom (La Nación); Mariel Fitz Patrick, Sandra Crucianelli e Iván Ruiz (Infobae); y Emilia Delfino (elDiarioAR). En Uruguay, Guillermo Draper (Búsqueda) integra Pandora Papers.

La estatización de IMPSA

El 3 de junio el presidente Alberto Fernández encabezó el acto por el cual se dio comienzo formalmente a una nueva etapa para la empresa metalmecánica IMPSA. Con la mayoría accionaria del Estado -con un aporte de alrededor U$S15 millones de dólares- la firma quedará prácticamente estatizada. Una empresa de 114 años de historia, que en la década del 80 ya era una jugador global y se impuso entre las tres o cuatro empresas líderes de la metalmecánica mundial, ahora está en manos del Estado.

El proceso de capitalización de IMPSA

  • En agosto del 2020 IMPSA solicitó asistencia financiera a Nación.
  • El Gobierno nacional otorgó asistencia primero a través del Programa ATP y luego con el “Programa de Asistencia a Empresas Estratégicas en proceso de Reestructuración de Pasivos” (PAEERP) del Ministerio de Desarrollo Productivo, a través del cual pagó el 75% de los salarios de los trabajadores de la empresa desde el mes de enero.
  • En noviembre del 2020 la empresa reestructuró su deuda. La compañía y los acreedores acordaron una reestructura de su deuda con un plazo de gracia hasta el 2025, una fuerte baja en los intereses al 1,5% y pagos de capital a partir del 2028.
  • En marzo la asamblea de accionistas votó a favor de una ampliación de capital y aprobaron ofrecer la suscripción de estas acciones a la Nación y a Mendoza.
  • La capitalización es una parte vital del Plan de Recomposición de Estructura de Capital de la empresa.
  • El Estado nacional inyectará un total de $1.362.900.000 al capital de IMPSA, por lo que su participación accionaria pasa a ser del 63,7%, mientras que el Estado provincial mendocino aportará $454.300.000 (21,2% de las acciones).
  • El 15,1% restante permanecerá en manos privadas, correspondiendo un 9,8% al fideicomiso de acreedores y otro 5,3% al fideicomiso de la familia fundadora.