Nazarena Vélez se ha convertido en una de las famosas más naturales y reales a la hora de mostrarse en las redes. Desde hace años, la madre de Barbie Vélez comparte fotos en ropa interior y luciendo su cuerpo sin ningún tipo de photoshop y esta vez no ha sido la excepción.

A diferencia de otras figuras, Nazarena no tiene miedo de hablar sin filtros sobre la celulitis, el rollo y hasta los retoques que se ha realizado como lo hizo en su último posteo. Fiel a su estilo divertido, la productora subió historias de instagram en las que reconoció que desde hace mucho tiempo se inyecta botox en el rostro.

nazarena vélez 1.jpg

"¿Te ponés botox? ¿Qué hacés para estar así a los 46?", le preguntaron en la red social.

"Sí, me pongo botox. No me pongo tan seguido como debería, entonces tengo muchas arruguitas", comenzó diciendo sin filtro en su video.

"Me da mucho miedo tocarme la cara, pero algo tengo que hacer con esta cara de bulldog que se está cayendo...", reconoció sin tapujos mientras se estiraba el rostro para mostrar como quedaría con más retoques.

A pesar de las pequeñas intervenciones en su rostro, Nazarena es una abanderada de los cuerpos reales ganando el apoyo de miles de mujeres que la felicitan por su valentía y le agradecen por mostrarse como uno más, sin dejarse llevar por los estereotipos habituales de los medios y las redes.

Hace alguna semanas, la ex de Daniel Agostini volvió a incentivar a sus followers a sentirse orgullosas de sus figuras con una nueva imagen en ropa interior frente al espejo.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCOGcRJNBery%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF26OnZC5StU8AqWixGMTRZBzd1BtQZCZBANHUy5LaPaOAKRTA13TsRiEWeodhzNYmE8YeULCznugjmaWyPRuT2SZBOZBc65MZBZBUDc4ZBM7NcINLDZBlXlE1I2GQ7zQAnr6FOIZCOiZCS5ZAUeZC5TjXAsMZD

"Hasta los pies me criticaron. Hoy miro para atrás y me da mucha pena lo esclava que fui de mi imagen, del odio propio y ajeno... Agradezco hoy, a mis 46 años y después de tanto, poder contarte que se puede ser FELIZ así tal como sos. Y al que no le guste que mire para otro lado. Mi cuerpo no quiere tu opinión, mi cuerpo mi decisión", escribía reflexiva.

Seguir leyendo