Espectaculos Sábado, 11 de agosto de 2018

Una obra de sombras y algo más

La Compañía Teatral Pájaro Negro de Luces y Sombras presenta Fuera de este mundo, esta noche a las 22, en el Centro Cultural ArmandoTejada Gómez.

Interesante. En la obra se articulan elementos del teatro, las artes visuales, el cómic,  la animación digital y el cine. 

Por María Echegaray

En el 2009 nacía de la mano del licenciado en arte dramático Pablo Longo la Compañía Teatral Pájaro Negro de Luces y Sombras. Un año después, llegaba a la cartelera teatral mendocina Woyzeck, su primera obra de teatro de sombras, que se convertiría en un acontecimiento extraordinario en la escena artística local siendo la primera obra histórica de esta modalidad en realizarse en la provincia.

Hoy, con Woyzeck aún en cartel, y tras ocho años de un desarrollo constante de producciones indagando en diversos sistemas lumínicos y de animación en vivo, la Compañía Pájaro Negro vuelve a sorprender al público, esta vez con la obra existencial Fuera de este mundo.

Interpretada por Diego Quiroga, Celeste Rodríguez de Mesa, Carlos Romero, Juan Forconesi, Raúl Rojas y Cristian Bucci, Fuera de este mundo estará presentándose esta noche, a las 22, en el Centro Cultural Armando Tejada Gómez. Con una original puesta se explorará la articulación entre el teatro, las artes visuales, el cómic, la animación digital y lo cinematográfico, generando una mixtura de lenguajes que potencian el relato y le dan una estética particular.

"Tardamos tres años en preparar esta obra. Hacer teatro de sombras es muy difícil, se necesita el espacio adecuado, con delimitaciones específicas, tecnología y mucha coordinación técnica. Es una experiencia muy distinta al teatro tridimensional tradicional; aquí, en cambio, es un teatro bidimensional, todo lo que pasa se ve sobre una pantalla como si fuera una película, se produce un cruce entre el lenguaje cinematográfico y el teatral", explicó Longo.

"Empezamos en el 2009 a investigar usando técnicas de animación en vivo pero con tecnologías obsoletas, era algo mucho más artesanal, con proyecciones en vivo. Siempre buscamos distintas expresiones dentro del teatro de sombra, a veces es más performático, otras veces más físico pero en este caso es teatro puro con mucho texto aunque no por eso abandonamos las imágenes, hay mucha animación digital", continuó el director.

Motivados por textos existencialistas, en diciembre de 2015, el elenco llegó a la creación de Fuera de este mundo. La obra tiene como protagonista a un ser de impronta existencialista, un ser indiferente a la realidad por resultarle absurda e inabordable que expresa una denuncia frente a la sociedad, que olvida al individuo y le priva de un sentimiento de pertenencia activa en la comunidad, un ser que personifica la carencia de valores del hombre, degradado por el absurdo de su propio destino.

"Nosotros trabajamos el texto teniendo en cuenta el rol de la sociedad, de cómo se vincula la persona como ser social y de cómo ciertos individuos pueden salirse de las normas convencionales. Y de los estratos sociales generando preguntas que muchas veces no tiene respuesta pero que escapan de lo racional. Lo interesante es que al ser un hecho existencial el protagonista es un personaje que transita el antiheroísmo. No son héroes que llevan adelante acciones y que están impulsados por el movimiento o por la búsqueda de un objetivo sino que al ser antihéroes hay un cuestionamiento de sus propias acciones. Pero también de todos los lineamientos éticos, religiosos, morales y jurídicos. Tiene que ver con lo más profundo del ser humano. Así se generan preguntas sin respuestas, queda mucho por reflexionar, comentó Pablo.

"El público verá una obra única, diferente a todo lo que hay en cartel y de las pocas de este tipo no solo en el país sino en toda América Latina", concluyó.

Dejanos tu comentario