Espectaculos Martes, 18 de septiembre de 2018

Modern Family y un giro inesperado

La comedia estadounidense, una de las más populares del milenio, llegará con su última entrega

Modern Family, una de las comedias de la televisión estadounidense más populares de la última década, sorprenderá a los fanáticos en la décima y última temporada con la muerte de uno de sus personajes más "significativos", dijo Christopher Lloyd, cocreador de la serie.

La nueva temporada, que se estrenará el 26 de septiembre, fue lanzada en 2009 por la señal ABC y las nueve temporadas anteriores estuvieron disponibles hasta el año pasado en Netflix.

"Nos enfrentamos a una muerte, que sin duda es un asunto al que las familias se tienen que enfrentar y en televisión no es fácil porque es un asunto duro", reveló Lloyd al medio especializado Entertainment Weekly. "Pero al mismo tiempo, parecería inusual que una familia no pasara por ello".

Lloyd se limitó a indicar que uno de los personajes más "significativos" de la serie morirá en la primera mitad de la décima temporada, que llegará a la televisión estadounidense a fines de septiembre.

No hay pistas por el momento de quien se trata. Es "un personaje significativo" y su fallecimiento será un "evento conmovedor que tendrá repercusiones en varios episodios", dijo Lloyd.

El cocreador de la serie ganadora de varios premios Emmy (entre ellos Mejor serie de comedia) adelantó además que en los próximos capítulos habrá "un cambio en las dinámicas de la familia", que "la gente podía pensar que iban a ocurrir en un momento dado y que pasarán antes de lo esperado".

Si bien la décima temporada, que comenzará el 26 de septiembre, es la última asegurada por contrato hasta la fecha, Lloyd dejó abierta una posibilidad de continuidad. "Hay buena voluntad" de todas las partes para que la serie continúe, dijo. Medios locales aseguran que algunos de los personajes podrían tener su spin-off, como forma de darle continuidad.

En agosto de 2017 Lloyd había afirmado que el "objetivo original" de la producción era "simplemente permanecer en el aire" todo el tiempo posible. "Sin embargo, después de un tiempo, sentimos que podíamos tener el control de nuestro propio destino, y 10 sonaba como un buen número redondo", dijo entonces.

La historia sigue la vida de Jay Pritchett y su familia, que viven en los suburbios de Los Ángeles y su particular composición, pues el patriarca Jay, está casado con una joven y sensual latina, madre de un niño superdotado. La hija mayor de Jay, más joven que su madrastra, está casada y tiene hijos, siendo esta la familia más "común" de la historia, y finalmente, el hijo menor, Mitchell forma una familia homoparental junto con su esposo Cam, y la hija adoptiva de ambos, Lilly, quien es vietnamita. Las tres familias se enfrentan y diversos retos que suelen terminar en historias sumamente graciosas.