Espectaculos Domingo, 27 de mayo de 2018

La música de Amy Winehouse llega al Independencia

Amy Rod, la banda tributo a la cantante inglesa, se presentará el viernes, a las 21.30, en la sala mayor de los mendocinos con un show que recorrerá todos sus éxitos

El 21 de julio de 2011 el mundo entero lloraba la muerte de una de las mejores voces de Inglaterra. Con 27 años, Amy Winehouse dejaba de existir en el mundo físico, sin embargo la voz blanca del soul permanecería viva por siempre a través de sus profundas letras e inconfundibles canciones.

Tras este trágico desenlace, millones de fanáticos quedaron sin la oportunidad de ver a la diva en vivo, sin embargo, Amy Rod, la banda mendocina tributo a la artista, revive lo mejor de Amy Winehouse a través de la voz y la magnífica interpretación de Alina Rodríguez, cantante del grupo.

Como si la mismísima Amy estuviera sobre el escenario, Alina y su banda, compuesta por Belén Larroulet (guitarra), Emma Calle (batería), Félix Barbosa (bajo), Oaky Cáceres (saxo), Facundo Pelaitai (teclado), Leonardo Altavilla (trompeta), Lalo Abt (trombón) y Enrique Lucero y Sebastián Alcaraz (coros), repasarán lo mejor de Winehouse haciendo un recorrido por todos sus éxitos e incluso covers que la cantante hizo famosos. El espectáculo, que contará con 10 músicos en escena, será este viernes, a las 21.30, en el teatro Independencia. Las entradas se pueden adquirir en la boletería del teatro o en tickepolis.com.ar.

A días de la presentación, Escenario dialogó con Alina Rodríguez del show, del desafío de interpretar a una estrella como Amy y más.-¿Cómo empezaron?-Más que nada del amor a su música, de querer traer a un escenario lo que mucha gente se quedó con ganas de ver que es el show en vivo de sus canciones. Tiene que ver también con mi deseo propio, de mi sueño no concluido de poder estar en uno de sus shows, en las presentaciones en las que más brillaba gracias a su improvisación , sus interpretaciones únicas. Se trata de poder encarnar algo que también me hubiese gustado ver a mí.-¿Qué tenés de Amy?-La emocionalidad. Siempre tengo presente el poder contar una historia con las canciones. Sus letras dicen mucho, te dan para imaginarte cosas en imágenes y trato de ponerles ese mismo sentimiento esa misma emoción.-¿Qué es lo más difícil de cantar sus canciones?-Ponerle un espíritu más jazzero a su música. Amy siempre trató de darle esa impronta. En el primer disco fue más así, ya en su segundo trabajo discográfico los productores la llevaron hacia un tono más pop, con más elementos del R&B y el hip-hop. Pero en sus presentaciones en vivo siempre trataba de darle ese toque único del jazz. Por otro lado, tratar de hacer las mismas versiones que ella hacía en vivo justamente para que se vea este estilo. Y, por último, lograr su pronunciación, su forma de hablar, ya que ella tenía un fraseo más de los barrios londinenses, más hiphopero, diferente del habla tradicional inglesa a la que estamos acostumbrados.-¿Y lograr parecerte físicamente también es complicado?-Amy tenía un look, un peinado y un make up muy particular, muy marcado y por suerte he podido lograrlo. Físicamente tenemos cierto parecido, en la forma del cuerpo, el pelo. Vistiéndome como ella me asemejo bastante.-Podría decirse que al cambiarte te posee el espíritu de ella...-Sí, muchas veces me dicen eso. La gente se asombra del parecido pero yo creo que el público va al show queriendo ver a Amy y por eso tratamos de hacer todo para vernos y sonar lo más parecido a ella.-¿Cómo te llevás con las comparaciones?-Siempre digo, primero soy actriz y después cantante por lo que trato más que nada de pasarlo por una cuestión actoral. Es un desafío, desde la actuación trato de ser y moverme como Amy y, por otro lado, es un reto desde lo vocal al tratar de lograr su registro. Entonces trato de encausar estas dos disciplinas para lograr un solo objetivo: parecerme a ella.-¿Qué creés que diría si pudiera verte sobre el escenario?-Me he hecho esa pregunta un montón de veces y como fanática, y sabiendo lo que ella representa, creo que mucho no le gustaría. Me mandaría a volar. Ella era muy frontal, muy auténtica, entonces una imitación no creo que esté dentro de sus cosas favoritas. Pero, por otro lado, tal vez se hubiera sentido honrada, cualquier artista debe sentirse así si otros quieren cantar sus canciones. Por eso trato de meterme en el mensaje de las canciones, en su sentimiento, de transmitir lo mismo que ella me provoca cuando yo la veo.-Si pudieras estar con ella una vez más, ¿qué le dirías?-Le daría un abrazo nada más, no tendría mucho para decirle más que gracias.

Más noticias