Espectaculos Viernes, 31 de agosto de 2018

Hugo Yañez festeja sus 30 años de teatro

El actor y director celebrará su aniversario con Ulf, la clásica obra de Juan Carlos Gené que se presentará este viernes, a las 22, en La Colombina.

Una pareja de ancianos que han sido actores del circo criollo delira con retomar su vida artística destrozada por el paso de los años. Viviendo en la calle, ambos tienen en la memoria el recuerdo de su hijo desaparecido. Su crudo presente se va tejiendo con humor, ternura y dolor en una historia de amor, emoción y añoranza, entrañable.

De esto trata Ulf, la clásica y emotiva obra de Juan Carlos Gené con la que el actor y director Hugo Yañez celebra sus 30 años de teatro aunque como el mismo afirma "todavía hay mucho por recorrer, aún hoy sigo en la búsqueda de mi yo como actor y de mi yo como director".

Protagonizada por Dana Echeverry y Pablo Ortiz, encargados de darles vida a Paloma y Jacinto, la entrañable pareja de ancianos de esta obra esencial del maestro Gené, la puesta se estrenará este viernes, a las 22, en el Teatro La Colombina y se repetirá el sábado 21 de septiembre y el domingo 14 de octubre en la Enko Sala.

"Ulf llego a mis manos por Pablo Ortiz el protagonista de la obra, fue él quien me la propuso, la leí y enseguida dije que sí. La amé desde el primer momento por su temática y además, nada mejor que un clásico como este para celebrar este aniversario", comenta Yañez.

"Ulf es una puesta compleja, dramática, profunda. En ella el público va a ver a dos artistas muy talentosos, dos personajes que también son artistas que los harán reír, llorar, emocionarse y sobre todo identificarse. La obra tiene mucha realidad histórica, se refleja mucho la actualidad argentina, muchos aspectos que han vuelto a revivir, problemáticas resurgentes que en su momento vivieron los artistas y que hoy vuelven a vivir", explica. Esta historia, si bien transita el humor, se afianza también en la nostalgia de los personajes, que añoran aquellos años mozos de actuación, y en el dolor que los atraviesa por la ausencia de su hijo.

Una obra más que se suma a su largo currículum en la escena teatral mendocina que incluye espectáculos como Pelucas. Asuntos internos, el gran policial, Contrainteligencia, Las alegres comadres, Los establos de su majestad, No mover Ruido blanco y El camino rojo a Sabaiba, en las que se lució como actor, y también Ardiente paciencia, Criminal, Animales sueltos, Volpone, entre muchas otras en los que se destacó en su rol de director.

"Soy muy inquieto, siempre estoy investigando por todos lados, estoy en constante búsqueda, no tengo un estilo específico, no me arrojo enteramente al humor o al drama sino que podría decirse que aún sigo en la búsqueda de mi yo como actor y de mi yo como director", afirma Yañez.

"La primera obra que me marcó fue Malvinas, que hice cuando tenía 16 años y fue mi primer trabajo como actor profesional. Con el paso del tiempo, claro que se fueron sumando más y más obras que fueron dejando una huella en vida, en mi carrera y en mi corazón. Creo que El inspector y No mover fue de las más icónicas pero absolutamente todas me marcaron a lo largo de este camino", continuó.

Y si bien para muchos podría parecer más que suficiente, el director que comenzó su carrera hace 30 años no se tomó un respiro durante estas tres décadas dedicadas al teatro y la actuación. Incluso fomó parte del grupo Cajamarca, participando en obras como Ruido Blanco, El Inspector y No mover por la que recibió el premio a Mejor Actor Protagónico del Festival de Estrenos 2010 y ahora, fruto de su trabajo como profesor de teatro para adultos en el Teatro Independencia, creó el elenco La Olla Teatro, cuya opera prima fue Ardiente Paciencia que tuvo su gran debut la semana pasada.

"El teatro me ha hecho lo que soy, me ha dado la profesión, la alegría y me ha permitido visitar un montón de lugares incluso diría que he viajado a más provincias haciendo teatro que paseando. Pero eso me ha dado esta vida teatral, la posibilidad de recorrer, de conocer gente maravillosa no solo mendocinos sino nacional. Muchas veces me preguntan qué ha sido lo más difícil en todo este tiempo pero siempre digo lo difícil lo transformé en trabajo, en el teatro todo se logra en base a eso, y es lo que soy, soy teatro", afirma con pasión Hugo Yañez.

Toda una vida dedicada a las tablas y de la que como el mismo asegura sin dudas ni remordimientos "no se arrepiente ni cambiaría nada de nada", incluso la posibilidad de trasladarse a la capital teatral argentina. "Tuve varias oportunidades de emigrar hacia Buenos Aires donde quedé elegido en varios castings pero no lo hice y aún mantengo esa decisión. Soy un luchador, un cabeza dura, no hay nada que me haga bajar los brazos y eso es algo que trato de transmitir en cada obra. Esa es mi esencia lo que hace que mis actores me reconozcan y me apoyen", explicó.

Pero el actor y director, cuyas puestas describe como obras que tienen mucho trabajo, que han sido pensadas para ser representadas y en las que se ve esa dedicación hasta en el más mínimo detalle, todavía tiene proyectos en camino. Recién recuperado de un año complicado en cuanto a su estado de salud, reveló que este 2018 no solo seguirá presentando nuevas producciones sino que además en un futuro podría realizar un espectáculo en el que teatro, danza y música folclórica se complementarán, siendo este estilo musical su especialidad.

Mientras tanto, el público mendocino podrá disfrutar de sus dotes dictatoriales con Ulf, este viernes a las 22.