Espectaculos Domingo, 12 de agosto de 2018

El Perlimplin de García Lorca reversionado

Esta noche, a las 21, en el teatro Tajamar se estrena Perlimplin o fui al supermercado y me enamoré de Belisa en el sector jardinería

Federico García Lorca es sinónimo de teatro, Lorca es teatro y el teatro es Lorca, por eso, inspirados en su obra Amor de Perlimplin con Belisa en su jardín, el espacio teatral Compañía de Monos presenta Perlimplin o fui al supermercado y me enamoré de Belisa en el sector jardinería.

Dirigida por David Maya la versión libre de este clásico se estrenará esta noche, a las 21, en el teatro Tajamar y continuará presentándose todos los domingos de agosto a la misma hora.

La obra escrita por García Lorca es la historia de Perlimplin, un hombre sumido en una realidad llena de temores que convencido por Marcolfa, su ama de llaves y única familia decide buscar una mujer para casarse. Belisa, una chica sin prejuicios y adelantada a su tiempo, es la elegida para tal instancia, quien, siguiendo los consejos de su madre acepta. Pero la etapa de la vida que atraviesa Belisa es muy distinta a la de Perlimplin y esto hace que su recién iniciada relación se les vaya de las manos. Perlimplin se enamora ella, su primer amor, y ella sin saber que es el amor se entrega a los placeres carnales, dejando libre su libido y sus instintos más allá de su matrimonio, o al enamorarse de otro.

Esta nueva versión, en cambio, narra la historia de Perlimplin pero ambientada en la época actual. Trata de contar lo intangible en la sociedad material actual basada en creencias tales como: si no lo veo no lo creo, si no lo toco no lo siento, si no es corpóreo no existe. Para ello, a diferencia de la original, son dos presentadores los que introducen e intervienen en la vida de Perlimplin y Belisa mostrando su historia como un programa de televisión.

En un momento, en el que como David Maya describe "los vínculos se hacen cada vez más difíciles de definir, donde los sentimientos están ligados a infinitas variantes, donde el uno prevalece sobre el otro, donde el sistema contempla los límites de las relaciones", las ideas de García Lorca encuentran un nuevo sentido y son un desafío en la actualidad de la que opina, "el poeta habría tenido un sin fín de cosas para decir".

En cuanto a los criterios que tuvo en cuenta a la hora de adaptar la obra explicó: "tratamos de pensarla planteándonos qué hubiese escrito Lorca, cómo hubiese trabajado los textos si hubiese vivido en esta época. Para ello fuimos desestructurandola, pasándola por diferentes niveles de representación, para desdibujarla y después volverla a armar. Es un texto muy rico y muy divertido que nos permite jugar y variar mezclando diferentes técnicas. Pero, a pesar de los cambios y de las adaptaciones, la obra sigue teniendo el espíritu lorqueano, sigue manteniendo su impronta, su sello inconfundible aunque aparece con otros elementos" .

La obra está protagonizada por Claudia Polo, Maximiliano Correa, Julieta Mancuso, Emiliano Politino y María Estér Quintero. Esta original propuesta está intervenida por un nivel de excitación muy típico de la vida contemporánea que se pone en escena a través de la danza como comunicación corporal, el supermercado como método de consumo constante, el sentimiento como material intercambiable, la ficción como única manera de vivir lo que la sociedad mercantilista les niega y los sentimientos de los demás como producto para vender.

"La ubicamos en una situación dentro de un supermercado que es algo más actual, más cercano, es una obra que no queda en la ficción como en el teatro más canónico. Hoy estamos influenciados por el consumo, lo mercantil, los medios, lo material. El supermercado es donde está la oferta y la demanda, es un símbolo de lo que hoy sucede. El personaje de Perlimplin, incluso, es un ser de supermercado esclavizado por el hecho de ser la cabeza de un lugar de transacción mientras que su amada Berlisa es un ser de intercambio, ella es la transacción, la pieza clave de esa transacción, comenta.

"Lo peor que puede pasarle a una obra es la indiferencia pero nuestro Perlimplin no va a pasar desapercibida. En ella pasan cosas adentro de la trama pero también abajo, el público va a sentir algo.

La trama es compleja desde el punto de vista de ponerse de un lado o del otro, de apoyar a Perlimplin o a Belisa. Es una versión que más allá del buen momento que genera, el texto deja un espacio para que la gente coloque su opinión continuo el director. "Pasión,juego, amor, compromiso magia y puro teatro es lo que define a nuestro Perlimplin", concluyó el director.

Dejanos tu comentario