Espectaculos Jueves, 13 de septiembre de 2018

El asesinato de una amistad

Llega a los cines Acusada, película protagonizada por Lali Espósito y dirigida por Gonzalo Tobal que habló en mano a mano con Escenario

Dolores Dreier, vive la vida de una joven estudiante hasta que su mejor amiga es brutalmente asesinada. Dos años después, ella es la única acusada por el crimen en un caso de gran exposición mediática que la ha puesto en el centro de la escena: todo el mundo tiene una opinión acerca de su inocencia o culpabilidad. Dolores se prepara para el juicio aislada en su casa, mientras la familia Dreier funciona como un equipo dispuesto a todo para defender a su hija. Pero a medida que el proceso avanza y la presión aumenta, los secretos y la sospecha aparecen en el seno familiar. Acorralada por la evidencia, Dolores deberá enfrentarse a sus propias dudas sobre lo que verdaderamente ocurrió.

Acusada es la primera película en la que Lali Espósito hace un papel protagónico dramático. Este filme que participó por el León de oro en el Festival de Venecia, está dirigido por Gonzalo Tobal.

El director realizó otras películas, por ejemplo Villegas, con Esteban Lamothe, pero Acusada es su primer mega producción.

Además de Lali, el elenco lo integran Leonardo Sbaraglia, Inés Estévez, Daniel Fanego, Gerardo Romano y la participación de Gael García Bernal.

En el hotel Intercontinental de Buenos Aires, nos sentamos frente a Gonzalo Tobal que nos contó cómo nació esta película y varios pormenores de Acusada.

-¿Por qué elegiste a Lali para este papel?

-Lo de Lali empezó como algo inesperado. Mientras hacíamos el casting para la película alguien cercano a ella leyó el guión casi por casualidad y dijo "este papel es increíble y tiene que ser para Lali". Le acercamos el guión y le gustó un poco (la mira y se ríen). Entonces le dijimos "bueno, que venga al casting".

-Y fue...

-Vino. Le pedí que venga sin maquillaje para verla (para ver mi cara de verdad, interrumpe Lali y se ríe). Le vi el don para poder hacerlo. Cuando vino al casting y llegó era otra cosa fuera de la estrella pop o el personaje. Era muy interesante, fue increíble. Cuando hicimos la prueba con Lali, hicimos una escena y fue espectacular desde lo actoral. Estaba claro que era la actriz.

-¿Cómo ves su papel ya terminado?

-Cuando la gente ve la película hay un primer impacto del que cuesta salir. Es como estar espiando la intimidad de una persona que ya conoces de la tele, de los medios. Porque Dolores También es una estrella, como Lali, pero Dolores una estrella del crimen. Es una de las paradojas principales de la película.

-¿Cómo nació hacer esta película?

-La película nace porque a mi me asombran mucho estos fenómenos de los casos policiales. Me generan ese morbo y los sigo super intrigado de qué va a pasar. Es como un artefacto narrativo, de algún modo orquestado, construido.

-¿Cómo fue a la hora de sentarte a escribirla? ¿Influyó algún caso reconocido?

-Seguí casos policiales, investigué, me junté con periodistas policiales, fui a juicios para pensar en cómo filmarlos. El caso de Nahir Galarza, por ejemplo, fue durante el rodaje.

-Lo que más llama la atención, al ver la película, es que podría ser caso cercano...

-Hay algo de eso, de lo cotidiano, lo típico, el famoso "me podría pasar a mi". Siempre tratamos de trabajar desde ese lugar cercano para identificarse con el público. Después de lo que le pasó a Dolores la familia se mete en esa locura. Se muestra una gran incomunicación, una familia en decadencia, quebrada, tratando de no desmembrarse pero que está muy rota. Estábamos atentos a todo eso de si algo así te pasara qué harías. Que la gente piense por qué no me puede pasar a mí.

-¿Qué creés que ha llevado a que el género policial tenga tanto interés en la gente?

-Hay algo del morbo o fascinación que generan este tipo de historias que nos quedamos tan atentos, algo que podría pasar pero no pasa. El pensar qué hubiera hecho, qué haría y reflexionar que la vida en un segundo se te puede ir. Estos casos generan un estupor atractivo para el cine y arte.

-Por eso se hicieron El Ángel, Perdida, El Clan y tantas otras...

-Esa fascinación que nos despierta y que todo el tiempo esté presente en la sociedad es la inseguridad. Hay una devoción por personajes oscuros, fuera de la ley, inmorales. Personajes que no soy pero que podría ser. Y muchos casos que tienen que ver con eso. En Acusada hay dos niveles. Por un lado la historia en sí, atractiva, atrapante como del thriller policial y por el otro nivel en donde la película se permite un cierto grado de reflexión.

-¿Cómo viviste participar del Festival de Venecia?

-Mucho orgullo de que nos hayan elegido para ocupar semejante lugar. Vemos con los que compartimos la selección y no lo podemos creer. Un poco de nervios porque la peli sea recibida y que públicamente guste pero estamos muy contentos.