Espectaculos Sábado, 1 de septiembre de 2018

"El 7 de septiembre tiramos todo por la ventana"

La banda mendocina de rock metal cierra su gira aniversario de 20 años con un show que promete arengar a todo el público.

Cinical nació en 1998 con los hermanos Bruno y Miguel Vaka Allegretti en Luzuriaga, Maipú. Todo comenzó como un proyecto de tocar metal pero sin intenciones de grabar nada. La banda gustó y llegó a la fama al límite de firmar con Warner. Hoy el grupo se compone de Vaka Allegretti en bajo y voz, Israel Birra Ferreyra en guitarra, Gaetano Capezzone en batería y Nicolás Romero en guitarra. La cita del festejo será el viernes 7 de septiembre, a las 22, en el Espacio Cultural Julio Le Parc.

"Hace 20 años que venimos girando y hemos visto toda la evolución de la música del nuevo milenio. Para nosotros el mantenernos siempre fue parte de seguir creciendo como banda. No le damos mucha pelota al mainstream de nuestra escena, estamos aparte de eso, no estoy ni ahí con toda la movida de música nueva, vivimos como neandertales (risas) somos una banda de montañeses viejos"; comenzó expresando Vaka Allegretti, vocalista de Cinical.

En diálogo con Escenario pasó por todos los temas: la actualidad millennial, los comienzos, las metas de la banda y el presente del género metal.

En 1998 Cinical viajó a Chile y grabaron el primer EP The Beginning of the End. En el año 2001 grabaron su primer disco, titulado Brutal. En el 2007 editaron su segunda placa llamada Cinical III en el estudio Fader que fue una explosión para la banda. En el año 2008, Cinical tuvo uno de sus mejores momentos de producción artística, pero también fue uno de los años más difíciles en su historia de vida. Tras diagnosticársele una enfermedad terminal, muere el guitarrista Hernán Amigo Troyano. Para recordar a su querido amigo, la banda organizó en abril del 2009 el primer Amigo Festival. Hasta el día de hoy se hace, cada mes de abril, y es un momento donde todos los que lo conocieron se juntan a recordarlo y a escuchar bandas pesadas amigas.

"El Amigo Festival surgió de la idea de festejar nuestro cumpleaños con un toque. Hacíamos una fecha especial en el cumpleaños de la banda hasta que el Negro (Hernán Troyano) falleció y quedó el ritual de hacer lo mismo pero como homenaje a él. Todos los años hacemos este festival que es con bandas amigas y bandas nuevas y que no son tan conocidas, para tratar de sumar a la escena local".

Sin dejar de lado las presentaciones, a principios de 2010 grabaron Agonía y Vida, álbum que contó con la producción de Andrés Giménez (A.N.I.M.A.L). Su cuarto trabajo discográfico fue en el 2016 bajo el nombre de Resurgir y fue nuevamente producido por Andrés Giménez. El sonido del disco es de un tempo medio pero de una impronta ultraheavy.

Al estilo propio de un confesionario, Vaka Alegretti fue transformando el diálogo cada vez un poco más candente al hablar de la escena actual y lo que es hacer música en un 2018 inmerso por las redes sociales y los nuevos movimientos musicales. Como arraigado a un pasado que lo vio nacer y crecer, lo recuerda en cada oportunidad que puede, como aludiendo a la frase popular que "todo pasado fue mejor".

"Ocupamos el streaming y las redes sociales porque son herramientas de laburo para poder llegar a otros lugares, pero tampoco vivimos muy pendientes de eso, no hay mucho que nos pueda ayudar, es sólo para difusión. Yo creo que internet a la música le hizo muy mal, porque se dejaron de vender discos, se dejó de vender un montón de cosas. Antes había un negocio y gracias a todo esto desapareció, ya no existe, ya no hay compañías discográficas en Argentina. Yo tengo la suerte de tener compadres que juegan en primera como Andrés Giménez de A.N.I.M.A.L, Horcas, porque hemos compartido momentos. Yo no creo que la forma independiente de hacer música sea un beneficio, nosotros venimos hace 20 años y estuvimos en Sony, BMG y recién ahora autogestionamos nuestros trabajos. La gente que te dice que autogestionarse está bueno es mentira", continuó.

"Si sos una banda grande que vos sabés que vendés más de 1.000, 2.000, 10.000 discos te conviene, porque es toda plata para vos, pero para una banda chica no sirve porque no tenés las herramientas ni la infraestructura para poder darte a conocer bien. Una cosa es poder salir por redes sociales y todo eso, pero no llegás a la gente que tenés que llegar", expresó con un tono ofuscado, Allegretti.

Y agregó: "El indie en Argentina está mal llamado, en Estados Unidos por ejemplo las bandas como nosotros son indie, es decir los autogestionados. Acá en la Argentina cambian todo, específicamente en Mendoza. No está bueno porque los medios le dan rosca a lo que está de moda. Mendoza es como si fuera otro planeta en la música, porque los medios apoyan y hacen que suene una escena, todos miman a un movimiento. Ahora está de moda esto del indie y está buenísimo, pero para mí no es una movida "real". Yo quiero ver si todos esos pibes dentro de 20 años siguen con sus bandas", sentenció el músico.

20 años no son nada dicen, pero a la vez son dos décadas de trabajo, perseverancia y dedicación a la pasión de vivir de la música. Con respecto a sus comienzos y a la escena actual del género metal,

Vaka expresó: "En comparación a los 90, el metal antes dejaba plata, como lo fue el reggae o como lo es el indie ahora. También tenemos una situación económica complicada que atraviesa al país, antes la gente te compraba discos. Nosotros tuvimos la suerte de salir a tocar a fines de los 90, principios del 2000 y de todas esas bandas que surgieron en esos años, no sé cuántas quedan que sigan tocando. Mendoza es rara, es una bolsa de moda, no me quejo de la gente sino del apoyo que se les da a determinados movimientos, principalmente los medios, me parece una mierda que te quieran cobrar para pasar tu música y que no haya un espacio para las bandas y rock emergente. Por ejemplo en Buenos Aires no es así, porque aunque haya que pagar, hay espacios para bandas emergentes, acá eso no existe", argumentó Allegretti.

"La gente dice que no hay lugares para tocar pero no es así, puede que no los haya fácil pero hay que buscar. Por ejemplo hemos armado movidas en Santa Rosa y pensás que no va a ir nadie y de repente tenés 200 pibes que fueron al show. El músico mendocino es muy cómodo y si no está todo bien no avanza, tenés que hacer las cosas para que funcionen, hay que armar un circuito".

Con influencias como Metallica, Pantera, Sepultura, bandas que en los 90 fueron exitosas, Vaka afirmó que ir de adolescente a ver un show con 60000 personas fue algo que lo marcó.

Con respecto al show del próximo viernes, aparte del festejo por los 20 años y cierre de gira, los chicos van a grabar un disco en vivo.

"Vamos a grabar un disco en la sala 360, vamos a cerrar la gira que largamos en julio, la de los 20 años. Rodamos por Chile, San Juan, un par de departamentos de acá y estuvo buenísimo y lo cerramos ahora grabando un disco en vivo. Va a ser bien de los '90, sólo audio, como los discos de antaño, de antes de internet. Después de esta gira vamos a empezar a componer para un disco nuevo, tratamos de hacer mucho trabajo para no quedarnos en el letargo. El 7 tiramos todo por la ventana, con un repaso por todos los éxitos", cerró el cantante anunciando la fiesta de cumpleaños del próximo viernes.