Espectaculos Sábado, 11 de agosto de 2018

Cerati Sinfónico II La nave vuelve a partir

Un recorrido por canciones del prestigioso músico es el show que se presentará esta noche, desde las 21, en el teatro Plaza.

Con entradas agotadas para esta noche en el teatro Plaza, se sumó una nueva función para el 13 de setiembre. La venta ya está disponible para que nadie se quede sin presenciar este concierto con más de 50 músicos en escena entre Música para volar, el coro del Club Mendoza de Regatas y la Orquesta Sinfónica de Mendoza.

Música para volar, banda oriunda de Rosario, está integrada por José Matteucci, en batería y voz; Alexis Thompson, en guitarra; Julieta Sciasci, en bajo y Bruno Moreno en piano, quien además se encargó de componer los arreglos para orquesta y coro.

El grupo se formó en 2012, y desde hace dos años se encuentra en gira por todo el país y el exterior con sus espectáculos, que incluyen Gustavo Cerati Sinfónico, Música para volar + Kubrick, Paseo eléctrico y Hello! Charly Unplugged. Una constante en su carrera es el profundo respeto por la obra musical que abordan, así como la búsqueda de generar experiencias integrales en el espectador, diseñando cada detalle de la puesta en función de crear momentos únicos de reencuentro con las composiciones.

"Nosotros nos juntamos en el año 2012, a mí me convocó el guitarrista Alexis Thompson, con la idea de juntarnos a tocar Confort y música para volar de Soda Stéreo y con esa intención convocamos a los otros dos músicos fundadores, que son Julieta Sciasci y Bruno Moreno. Con esa primera formación empezamos a ensayar y armar un espectáculo conceptual. Tocar ese disco es muy particular por la sonoridad que tiene que combina el rock con instrumentos de cuerda. También escribimos los arreglos para violines y violoncellos. Armamos un espectáculo para hacerlo en el 2012 y darnos el gusto pero la idea era que después cada uno siga con sus proyectos. A diferencia de lo que esperábamos, lo que generó ese momento fue un impacto muy grande. Tuvimos que tocarlo muchas veces porque se agotaban las entradas y así empezamos a tocar juntos y a disfrutar mucho de eso, además de pensar en nuevos espectáculos", expresó el cantante y baterista José Matteucci, en diálogo con Escenario.

-¿Cómo surgió la idea del concierto sinfónico?

-De Confort y música para volar surgió la idea de armar arreglos sinfónicos con orquesta y coro. Tenemos varios shows que no están centrados todos en Cerati. Por ejemplo, uno de los que hicimos fue sobre la música de Charly García. Ahora Cerati Sinfónico II, que vamos a presentar en Mendoza, es el segundo espectáculo que tiene arreglos para 50 músicos, pero nos gusta incluir otros autores y otros proyectos.

-Grupos que versionan canciones de Gustavo Cerati y Soda Stereo son muchos, pero ustedes hicieron algo diferente para llegar a tan alto impacto...

-Yo creo que la música de Cerati es muy importante, atrae. La propuesta nuestra tiene que ver con resucitar esas canciones en la sonoridad de la orquesta sinfónica y los coros. Esa combinación de voluntades y sensibilidades genera una estética sonora que permite disfrutar esas canciones desde otro lugar. Lo que hacemos nosotros son espectáculos en los que intentamos poner a la música como protagonista y hacer un recorrido emotivo acompañado de distintas pantallas con un laburo audiovisual espectacular. Eso es buscar que la experiencia del espectador sea meterse en las interpretaciones.

-¿Qué tiene de especial la música de Cerati para ustedes?

-La música de Gustavo tiene muchos elementos sonoros, que en muchos casos son voces. Trabajar esto con un coro se caía de maduro porque podía fácilmente ser abordado así. Siempre es muy potente y lindo combinar voces humanas para generar ese efecto sonoro. Son muy lindas las experiencias con los coros porque, en general, son grupos muy unidos entre sí que disfrutan mucho ser parte de este tipo de espectáculos. En esta oportunidad vamos a compartir el concierto con el coro de Regatas y con la sinfónica de Mendoza que son de un nivel superlativo. Los mendocinos tienen que estar orgullosos del nivel que tienen en la música académica, porque nosotros que hemos tenido la posibilidad de tocar en muchas provincias y lugares, Mendoza tiene una de las mejores orquestas y es realmente un placer estar arriba del escenario con ellos.

-¿Cuál es el criterio del repertorio, Cerati en Soda Stereo o Cerati solista?

-Es diferente porque cada uno de nosotros tiene sus propias preferencias. Pensamos para cada espectáculo en armar una especie de recorrido que muestre distintas aristas. El debate de cuando armamos un nuevo repertorio es ese, elegir un camino que vaya mostrando facetas de Cerati para pasar por distintas sonoridades y con las diversas temáticas de sus letras. Nosotros tratamos de mostrar desde aquel primer Cerati de los '80 con Soda Stereo, donde las letras eran casi humorísticas, hasta el Cerati profundo y reflexivo de su versión solista, en donde se permitía abordar temáticas introspectivas.

-¿Cuál es la mayor complejidad al hacer un repertorio de él?

-Tiene muchas dificultades. Obviamente es un cantante excepcional con una parte vocal muy exigente. El lograr ensamblar todos los sonidos en este show sinfónico, con los elementos que él sobregrababa en sus discos, es una gran dificultad. Este es un gran trabajo de nuestro pianista que hace los arreglos, como cada integrante con sus respectivos instrumentos. Son todos elementos difíciles y nosotros ponemos al servicio de la música lo mejor de nosotros para que se pueda disfrutar de la mejor manera.

-¿Quién fue Cerati para vos, qué te enseñó con su música?

-Yo creo que fue un tipo perfeccionista que se entregó a su obra, que supo encontrar la manera de conjugar un montón de elementos y hacerlos únicos y que pudieron romper todo tipo de fronteras musicales, de escucha. Supo encontrar una manera de decir lo que tenía para decir y que lo puedan escuchar en cualquier lugar, eso es lo que pasa con la música de Cerati.

En este nuevo show nos vamos a encontrar con la incorporación de instrumentos musicales como un fagot y oboe, que son instrumentos que no estaban en la orquestación del primer show y esto va a hacer que la composición total suene diferente. Se va a hacer un recorrido por toda la carrera con un cancionero más rockero que el primero. Sin dudas es un gran motivo para sentarse en las butacas del teatro Plaza y dejarse llevar por un viaje de éxitos sinfónicos en recuerdo de uno de los artistas más influyente en la música latinoamericana.

Dejanos tu comentario