Salud y belleza

Juventud eterna: la sopa que estimula la producción de colágeno y te hace lucir más joven

Con esta sopa podrás mejorar la elasticidad y la apariencia de tu piel por las propiedades que contiene ya que ayuda a la producción natural de colágeno

Por UNO

Esta increíble sopa contiene propiedades que te ayudarán a fomentar la estimulación de colágeno. Si quieres lucir una piel radiente e hidratada, fortalecer tus articulaciones y mejorar tu digestión prueba el caldo de huesos te ayudará.

Caldo de huesos
El colágeno es una proteína esencial en el cuerpo humano.

El colágeno es una proteína esencial en el cuerpo humano.

Eterna juventud: Beneficios del caldo de huesos y la producción de colágeno

Los cartílafos, la médula ósea y el tuétano de la carne pueden ayudarnos en la producción de colágeno. También el cerdo y el pollo pueden ofrecerte dosis de colágeno en distintas cantidades.

  • El caldo de huesos contiene colágeno y otros nutrientes, estas propiedades pueden colaborar a mantener la salud de las articulaciones y reducir la inflamación.
  • Fortalece la estructura ósea y dental por su alto contenido en minerales como calcio, magnesio y fósforo.
  • Mejora la digestión y la salud intestinal por ser rico en aminoácidos y gelatina.
  • Estimula al sistema inmunológico, ayudando a combatir infecciones y enfermedades.
  • El colágeno puede contribuir a mejorar la elasticidad y la apariencia de la piel.
Caldo de huesos
Los cartílafos, la médula ósea y el tuétano de la carne pueden ayudarnos en la producción de colágeno.

Los cartílafos, la médula ósea y el tuétano de la carne pueden ayudarnos en la producción de colágeno.

Paso a paso para preparar tu sopa con colágeno Y VERTE MÁS JOVEN

Lo que necesitas para mantenerte joven son huesos de res, pollo, cerdo o pescado, vegetales frescos, hierbas aromáticas y agua filtrada.

  • Primero debes lavar correctamente los vegetales y cortarlos en trozos grandes.
  • En una olla de tamaño grande colocar el agua y los huesos y llevar a punto ebullición.
  • Durante los primeros minutos de cocción, es común que se forme espuma en la superficie del caldo. Este paso consiste en retirarla con una cuchara para obtener un caldo limpio y claro.
  • Quitar la espuma e incorporar los vegetales y hierbas aromáticas a la olla.
  • Dejar cocinar a fuego lento durante varias horas para permitir que los sabores se mezclen y los nutrientes se liberen.
  • Con un colador elimina todos los restos sólidos.
  • Puedes conservarlo en tu refirgerador en un frasco de vidrio por algunos días.

Temas relacionados: