Diario Uno Flor Destéfanis
Acto del PJ

El peronismo de Mendoza celebrará el Día de la Militancia en Santa Rosa

Apenas a 3 días de haber sufrido otra derrota electoral el peronismo festejará el Día de la Militancia. En Mendoza la celebración será en Santa Rosa

Por UNO

En respuesta a la convocatoria lanzada el domingo por el presidente Alberto Fernández, quien llamó a movilizarse en todo el país, en Mendoza también se celebrará el Día de la Militancia Peronista, apenas tres días después de otra derrota electoral. Será el miércoles en horas de la tarde y el escenario elegido es el que hoy resulta seguramente como uno de los más amables para el justicialismo, Santa Rosa, convertido en los últimos años en un bastión peronista.

La Plaza 25 de Mayo, de la villa cabecera santarrosina será la sede de esta convocatoria que replicará en distintos puntos del país y que en Capital Federal será en Plaza de Mayo.

La elección del departamento del Este para realizar este festejo tiene sus razones. Es que allí, donde gobierna Flor Destéfanis, se registró una de las victoria más holgadas del peronismo en las elecciones legislativas del domingo. Destéfanis, Reina Nacional de la Vendimia 2010, una de las dirigentes de mayor acercamiento con la presidenta del partido, Anabel Fernández Sagasti, cosechó más del 50% de los votos en su comuna.

Los otros caciques peronistas que salieron airosos del último comicio fueron Roberto Righi (Lavalle), Martín Aveiro (Tunuyán) y Fernando Ubieta (La Paz).

https://twitter.com/PJ_Mza/status/1460351046174322694

El primer regreso de Perón

Regreso de Peron.jpg

Este miércoles se conmemorarán 49 años del regreso de Juan Domingo de Perón desde el exilio. "Les pido que el próximo miércoles, que recordamos el Día de la Militancia, llenemos la Plaza de Mayo y celebremos este triunfo como corresponde", dijo textualmente Alberto Fernández pese a la derrota en las legislativas..

El 17 de noviembre de 1972, el general Juan Domingo Perón volvió a la Argentina tras 17 años de exilio, después del golpe de Estado que en 1955 lo había derrocado de la Presidencia. El peronismo recuerda esa fecha como un símbolo de la resistencia y la militancia, fortalecida por casi 20 años de proscripción.

"A pesar de mis años, un mandato interior de mi conciencia me impulsa a tomar la decisión de volver, con la mejor buena voluntad, sin rencores que en mí no han sido habituales y con la firme decisión de servir, si ello es posible", había escrito Perón en una solicitada publicada el 7 de noviembre de ese mismo año.

Días después, desde Roma, enviaba un mensaje dirigido a todo el pueblo peronista: "Como en los viejos tiempos, quiero pedir a todos los compañeros de antes y de ahora, que dando el mejor ejemplo de cordura y madurez política, nos mantengamos todos dentro del mayor orden y tranquilidad. Mi misión es de paz y no de guerra".

El 17 de noviembre, en la que es considerada una de las movilizaciones más grandes de la historia argentina, una marea humana se movilizó para recibir a su líder. Bajo la lluvia, se lanzó a las calles para intentar llegar a Ezeiza. Treinta y cinco mil soldados del ejército, apoyados por la policía, cercaron el aeropuerto e hicieron imposible la llegada de los militantes, recordó este lunes la agencia Télam.

El presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse había dicho: "No voy a admitir que corran más a ningún argentino diciendo que Perón no viene porque no puede. Permitiré que digan: porque no quiere; pero en mi fuero íntimo diré: porque no le da el cuero para venir". Esa afirmación por supuesto, fue utilizada por los peronistas de línea revolucionaria, cuando Perón apareció en Ezeiza: “¡Peronismo Montonero! Por eso le dio el cuero”.

El gobierno de Lanusse retuvo a Perón en el Hotel de Ezeiza hasta la madrugada del día siguiente, cuando decidió liberarlo y pudo dirigirse a la casa de la calle Gaspar Campos, en Vicente López.

Permaneció en Buenos Aires solo 29 días y volvió a irse a España, de donde retornó definitivamente el 20 de junio de 1973, de la mano del presidente justicialista electo Héctor Cámpora, quien luego renunciaría a su cargo para llamar a elecciones y permitirle a Perón acceder a su tercera y última Presidencia.

Temas relacionados: