Editorial Miércoles, 4 de julio de 2018

Cordera, a juicio

El ex líder de la Bersuit deberá afrontar un juicio oral y público por sus insultos contra las mujeres.

La Justicia federal porteña envió a juicio oral y público al cantante Gustavo Cordera, durante muchos años líder del grupo Bersuit Vergarabat, por "incitación a la violencia".

Cordera fue denunciado por haber dicho ante un auditorio de jóvenes estudiantes de periodismo que "hay mujeres que necesitan ser violadas para poder tener sexo", lo cual provocó un revuelo fenomenal por la influencia que el rockero tenía en la población juvenil y en la clase media.

El exabrupto le costó un parate casi total a la carrera de Cordera, que ya estaba fuera de la Bersuit.

Debió cancelar todos sus shows previstos en el país y sus acciones en el show business cayeron en picada.

La elevación a juicio de esta causa fue realizada ayer por el magistrado Rodolfo Canicoba Corral y recayó por sorteo en el Tribunal Oral Federal 7, que a futuro fijará la fecha de juicio contra el artista.

El 8 de agosto de 2016 Cordera sorprendió a estudiantes que habían acudido a una charla abierta en el Taller Escuela Agencia (TEA)al afirmar que "hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas, psicológicamente lo necesitan porque tienen culpa y porque no quieren tener sexo libremente".

El audio de los dichos de Cordera se viralizó en las redes sociales y produjo un fuerte debate social.

La repercusión fue tan negativa que Cordera debió "guardarse" porque todo lo que decía lo embarraba aun más.

Hace unos meses el músico había pedido una "probation", es decir, reconocer el delito y repararlo con alguna pena que implicara un fin social y/o económico, pero el juez Canicoba Corral la rechazó.

La acusación contra el músico es por incitación a la violencia colectiva. El sitio digital A24.com explicó ayer que el delito por el cual se lo acusa podría devenir en una condena de entre 6 y 8 años de prisión en caso de ser considerado culpable.

"Es una aberración que no te puedas coger a una pendeja de 16 con la concha caliente", había dicho Cordera, impune, en aquella charla en TEA. Para la fiscalía, el cantante "se manifestó frente a su auditorio avalando y justificando conductas relacionadas al abuso sexual infantil y la violencia contra las mujeres en general".