Economia Lunes, 13 de agosto de 2018

El Central aumentó la tasa al 45% anual y no la bajará hasta octubre

El BCRA busca que el stock de Lebacs, cercano al billón de pesos, se reduzca a la mínima expresión hacia fin de año.

El Banco Central elevó este lunes 500 puntos básicos la tasa de interés de referencia, al 45 por ciento anual, por temor a que la inflación se vuelva a recalentar, y prometió no volver a bajarla hasta octubre.

"En respuesta a la coyuntura externa actual y el riesgo de que implique un nuevo impacto sobre la inflación doméstica, el Comité de Política Monetaria (COPOM) resolvió por unanimidad reunirse fuera de su cronograma preestablecido y aumentar la tasa de política monetaria a 45%", dijo el BCRA en un comunicado.

Para garantizar que las condiciones monetarias mantienen su sesgo contractivo, el COPOM se compromete a no disminuir el nuevo nivel de tasa de política monetaria al menos hasta octubre.

El BCRA busca que el stock de Lebacs, cercano al billón de pesos, se reduzca a la mínima expresión hacia fin de año.

En medio de la turbulencia cambiaria, acentuada por el temblor que sufre Turquía y su moneda, la lira, la autoridad monetaria anunció un cronograma preciso para atacar el problema de las Lebacs.

Las Lebacs comenzaron a crecer en forma constante desde que la Argentina retomó las emisiones de deuda, en abril de 2016.

Cada dólar que entraba por esas emisiones era comprado por el BCRA para aumentar las reservas.

El siguiente paso era entregar pesos al Tesoro que este volcaba al mercado para financiar su gasto.

Esos pesos luego eran esterilizados por el BCRA vendiendo Lebacs.

Las tasas de interés eran tan atractivas en términos reales - porque el dólar se atrasó- que las Lebacs se convirtieron en la mejor opción del mercado, y fondos locales y del exterior invirtieron a gran escala.

Las Lebacs y sus vencimientos mensuales derivaron en los supermartes" donde se producían vencimientos de entre 500.000 y 600.000 millones de pesos.

Ahora, los bancos no podrán participar más de las licitaciones de Lebacs, y solo podrán aplicar sus pesos a Letras de Liquidez o Nobacs a un año.

A fines de 2018 no debería haber Lebac en circulación y el BCRA emitirá deuda que solo podrán comprar los bancos.

Quienes no puedan quedarse dentro de las Lebacs deberán irse a otros instrumentos, como bonos, plazos fijos o dólares.

El peso argentino está entre las monedas más golpeadas junto con la lira turca, el rublo ruso y el rand sudafricano.

Se espera que este proceso de ofrecer menos Lebacs que las que vencen disminuirá la creación de dinero por los intereses que devengan todos los meses, y contribuirá a apagar uno de los motores de la inflación, uno de los puntos más débiles del esquema económico.