Cholunotas Domingo, 4 de marzo de 2018

Fuerte historia

Mónica Ayos contó una fuerte historia cuando tenía 19 años y se enamoró de Mario, un artista chileno, con quien se convirtió en madre por primera vez de Federico.

"Yo vengo con una historia bastante fuerte, a nivel mujer golpeada.... Yo elegí a un hombre que me pegó cuando estaba embarazada. Mario, que fue el papá de Fede, tenía problemas con las drogas y el alcohol. Esto se supo porque lo conté en su momento, pero lo conté con cuidado. Incluso, hubo denuncias, todo. Después, él se fue a su país, Chile, y se suicidó. Nosotros ya estábamos separados. Su problema con las drogas era grave. Federico siempre supo la verdad", relató Mónica en el ciclo radial "Falta de respeto" que conduce Fernando Prensa.

"Cuando él estaba sobrio era una persona maravillosa. Era una situación enferma. Teníamos una familia. Él hizo un esfuerzo muy grande por ser mejor, pero no pudo. Yo lo salvé de tres suicidios. Yo no tuve adolescencia, tenía que ser grande. Él no me hacía sentir culpable... Estaba enamorada. Pensé que podía salvarlo", agregó la actriz.

Luego contó qué la llevó a tomar coraje para terminar la tormentosa relación que estaba teniendo con Mario: "Siempre creí que en esa oscuridad había un hilo de luz: Federico. El nacimiento de Fede fue lo que me dio fuerzas para salir de esa situación de miedo, de terror. Yo tenía 19 años, era muy chica, y cuando me separé, me la rebusqué sola. Estuve prófuga de él muchos años. El nacimiento de Fede fue lo que me dio fuerzas para salir de esa situación de terror. Yo tenía 19 años y, cuando me separé, me la rebusqué sola. Estuve prófuga de él muchos años".

Y recordó: "Él me tiró un zapato que cayó en mi nariz, de ahí a la cabeza de Fede. Ese día dije 'se acabó'. Una cosa es que uno se exponga, pero acá había una persona, que yo había traído al mundo, y dependía de mí. Esto fue en el año '92".