Diario Uno China Watch Elefantes
Viajaron 500 kilómetros

Un viaje como ningún otro: 17 elefantes en las calles de China

Viajaron 500 kilómetros desde la periferia de una provincia en su hábitat natural y llegaron hasta las zonas urbanas. Una rareza

Han viajado más de 500 kilómetros desde la periferia sur de la provincia de Yunnan y en el camino han cautivado a la gente de China y más allá. La manada de elefantes asiáticos salvajes que se dirigieron hacia el norte hasta los accesos de Kunming, la capital provincial, ahora tienen todos sus movimientos vigilados, tanto por funcionarios forestales como legiones de usuarios de las redes sociales.

Todo comenzó el año pasado cuando 17 elefantes, incluido uno nacido durante el viaje, abandonaron su hábitat natural en la prefectura autónoma de la etnia dai de Xishuangbanna, en el sur de Yunnan. De los 17, dos elefantes reconsideraron los planes de viaje grupal en abril y regresaron al antiguo hábitat de la manada.

Seguir leyendo

Imágenes de video tomadas el 27 de mayo en el condado autónomo de la etnia yi de Eshan muestran a la manada de 15 elefantes deambulando por las calles en un barrio céntrico por la noche. Mientras su historia y video circulaban por Internet, los elefantes continuaron su viaje hacia el norte, una ruta inusual, ya que el clima en esa parte de la provincia no es muy amena para los antiguos habitantes de la selva tropical. Llegaron a las afueras de Kunming el 2 de junio y el 6, cambiaron de dirección de norte a noroeste y luego al sur. Ese mismo día, un macho abandonó el grupo por razones desconocidas. Al 17 de junio, los 14 elefantes de la manada principal deambulaban por el condado de Yimen, la ciudad de Yuxi.

No se sabe a ciencia cierta por qué la manada decidió hacer las maletas, pero los expertos creen que puede deberse a la escasez de alimentos o a que el elefante guía se desorientó.

Las autoridades han reunido recursos extraordinarios para monitorear el rebaño y mantenerlo alejado de las áreas residenciales. Los responsables locales de los lugares que han visitado los elefantes han hecho todo lo posible para asegurarse de que ni los humanos ni los elefantes resulten heridos. De hecho, la brigada de incendios forestales y los departamentos de seguridad pública a nivel provincial y municipal han enviado equipos para rastrear a los elefantes durante todo el día, y los residentes locales y las personas que viven en áreas cercanas van recibiendo alertas diarias.

El 7 de junio, hubo un despliegue de más de 410 miembros del personal de emergencia, 374 vehículos y 14 drones con más de dos toneladas métricas de comida para elefantes en un esfuerzo por alejar a estos animales de las áreas habitadas, mientras que las personas en su camino eran evacuadas.

“Las autoridades están haciendo todo lo posible para utilizar la tecnología y proteger a estos elefantes lo mejor que pueden, lo cual es muy loable”, señaló Mark Rayan Darmaraj, director de país de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre de Malasia.

El desafío para las autoridades es determinar qué se debe hacer a continuación, agregó Darmaraj. Esto incluye continuar proporcionando un paso seguro para la manada, guiándolos hacia el refugio seguro más cercano disponible y posiblemente reubicando a toda la manada de regreso a su hábitat en Xishuangbanna. “Cada uno de estos pasos conlleva su propio riesgo, incertidumbre, costo y desafíos que deben evaluarse más a fondo”, dijo Darmaraj.

El elefante asiático, que está incluido en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza por estar en peligro de extinción, recibe la protección de Clase A en China, el mismo nivel que se le otorga al panda gigante.

Yunnan, conocido comúnmente como el principal reino de vida silvestre de China, es el único hábitat de elefantes asiáticos salvajes en China. Gracias a los esfuerzos de protección que se han hecho en las últimas décadas, la población de elefantes asiáticos en China aumentó de 170 en los setenta a cerca de 300 en la actualidad, informó la Administración Provincial de Bosques y Pastizales de Yunnan.

La provincia creó 11 reservas naturales que abarcan unas 510.000 hectáreas. La cantidad de condados habitados por elefantes asiáticos salvajes en Yunnan aumentó de siete en 2017 a ocho, y el año pasado se transformaron 7.500 hectáreas de tierra en un nuevo hábitat para los animales. “El número creciente requiere un hábitat más grande y más comida”, señaló Guo Xianming, director del instituto de investigación de la Reserva Natural Nacional de Xishuangbanna.

Las autoridades de Xishuangbanna han ofrecido un menú bien equilibrado para animales salvajes, principalmente elefantes asiáticos, a quienes les dan bambú, maíz, plátano y caña de azúcar. En 2017, este proyecto se amplió para duplicar su tamaño original en un esfuerzo por reducir la fricción entre los aldeanos y los elefantes que se comen sus cultivos debido a la escasez de alimentos. Un año más tarde se construyó una “cantina de elefantes” en Pu’er, que también es un hábitat para los elefantes asiáticos salvajes. Con una superficie total de plantación de 200 hectáreas, el proyecto recibió una inversión de 3,7 millones de yuanes (u$s 578.000).

Temas relacionados: