Circuito Ferroviario

Prosperan los viajes con el ferrocarril del desierto

La infraestructura mejorada ha transformado la vida en Xinjiang

Gulbar Herem disfrutó sentarse junto a la ventana mientras viajaba en el tren de regreso a su casa en el condado de Qira, prefectura de Hotan, porque la vista de las enormes dunas de arena le parecía impresionante y surrealista.

Del otro lado de la ventana, el desierto de Taklimakan en la Región Autónoma Uygur de Xinjiang pasaba rápidamente a medida que el tren avanzaba.

“En realidad, estamos viajando a través del desierto que literalmente se llama ‘el lugar sin retorno’. Todavía no puedo creer que sea posible”, expresó Gulbar, mientras sacaba su teléfono celular para capturar el momento en que el tren pasaba por un tramo de álamos que iluminaban el desierto con sus hojas doradas, creando un paisaje pintoresco contra el cielo azul.

p3-A-tren-2.jpg
Gulbar Herem y su hijo toman el tren hacia Qira, un condado al sur de la Región Autónoma Uygur de Xinjiang. FENG YONGBIN / CHINA DAILY

Gulbar Herem y su hijo toman el tren hacia Qira, un condado al sur de la Región Autónoma Uygur de Xinjiang. FENG YONGBIN / CHINA DAILY

Solo cuando un miembro de la tripulación del servicio de tren 5817, que conecta la capital regional de Urumqi con Hotan, le recordó que el tren estaba a punto de llegar a su destino, se dio cuenta de que el sueño de la comunidad de Qira de contar con un servicio de tren se había hecho realidad. Sus vidas cambiaron cuando se inauguró el ferrocarril el 16 de junio de 2022.

El ferrocarril Hotan-Ruoqiang se extiende hacia el este desde Hotan hasta el condado de Ruoqiang en la prefectura autónoma de la etnia mongola de Bayingolin a lo largo de la parte meridional del Taklimakan, el segundo desierto de arena movediza más grande del mundo. Alrededor del 65 % del ferrocarril se encuentra dentro del desierto.

La sección de 825 kilómetros también completó el circuito ferroviario del desierto de Taklimakan de 2.712 kilómetros, convirtiéndolo en el primer circuito ferroviario del desierto del mundo.

La inauguración de la línea, que resultó un proyecto ferroviario nacional clave, llevó el servicio de tren a cinco condados del sur de Xinjiang (Qira, Lop, Yutian, Minfeng y Qiemo) y acortó el tiempo de viaje para los residentes locales.

Antes de que se inaugurara el nuevo ferrocarril, para llegar a Urumqi desde Hotan la gente tenía que utilizar el servicio de tren que recorre el extremo norte del Taklimakan y tarda unas 34 horas. Ahora ya no es necesario hacer desvíos tan largos. Con una velocidad prevista de 120 kilómetros por hora, el tiempo de viaje se ha reducido en unas 10 horas.

“El ferrocarril Hotan-Ruoqiang ha sido tema de conversación de todo el condado desde que comenzó su construcción en diciembre de 2018. Y todos, incluida yo, hemos seguido de cerca su progreso. Ahora, se ha convertido en una parte importante de nuestras vidas”, señaló Gulbar.

Cada vez más personas realizan viajes cortos en tren a otros condados porque son convenientes y económicos, sostuvo el conductor de tren Zhao Hong. “No esperábamos que el nuevo servicio fuera tan popular. Muchas personas están tomando el tren por primera vez en sus vidas, ya que ahora está disponible en sus condados de origen. Se puede ver la emoción en sus ojos”, expresó.

“Incluso nos traen regalos como nueces y cordero para mostrar lo felices que están por el nuevo ferrocarril que siempre han deseado”, añadió.

Izak Memet se unió al equipo de mantenimiento ferroviario en la estación de Qiemo en diciembre de 2022. Indicó que incluso personas como sus padres, que no dominan el chino mandarín, tienen la confianza suficiente para tomar el tren porque hay un servicio en idioma uygur disponible para consultas sobre boletos en el mismo tren.

“Mis padres, a quienes antes no les gustaba viajar, ahora se han convertido en pasajeros fieles del tren. A menudo se suben al tren hacia la ciudad de Korla y Urumqi para encontrarse con sus amigos. Es difícil localizarlos hoy en día”, manifestó el joven de 24 años, sonriendo y encogiéndose de hombros.

Según la sección de Urumqi del Grupo Estatal de Ferrocarriles de China, hasta mediados de junio, un año después de que entrara en funcionamiento el ferrocarril Hotan-Ruoqiang, más de 360.900 pasajeros habían viajado en él y se habían transportado casi 900.000 toneladas de mercancías.

Temas relacionados: