Investigación y desarrollo

Los vehículos autónomos están listos para operar

Se permite un mayor uso en las ciudades a medida que la tecnología avanza rápidamente

Zhang Xinlei, de 28 años, un ingeniero en software de Yizhuang, un suburbio de Beijing, suele pedir taxis robóticos sin conductor mediante el uso de aplicaciones de transporte de su celular para hacer algunos viajes, como salir de noche con amigos.

Todo lo que necesita hacer es ingresar los lugares de salida y destino y la cantidad de pasajeros. Unos minutos más tarde se acerca un taxi sin conductor, sin ningún operador humano detrás del volante, aunque con la presencia de un operador de seguridad en el asiento del pasajero delantero para garantizar la seguridad en caso de emergencia.

“El vehículo funciona sin problemas, sin sacudidas ni frenadas repentinas”, señaló Zhang. “Puede identificar señales de alto y semáforos, reducir la velocidad automáticamente y finalmente detenerse”, continuó. “Nunca pensé que yo mismo probaría los vehículos autónomos. Son muy convenientes y seguros”.

La comercialización a gran escala de la tecnología de conducción autónoma podría hacerse realidad antes de lo esperado. Las empresas de tecnología en China han acelerado las medidas para realizar operaciones comerciales de servicios de taxis autónomos, dado que las políticas se han vuelto más favorables en algunas ciudades, señalaron expertos de la industria.

China está tomando la delantera en la investigación y el desarrollo, así como en la aplicación de tecnologías de conducción autónoma, indicaron los expertos, y es el primer país en permitir operaciones comerciales de taxis robóticos sin conductor.

china watch p3-self-driving vehicles-1.jpg
Un pasajero prueba un taxi robótico de Apollo Go en Wuhan, provincia de Hubei. PARA USO DE CHINA DAILY

Un pasajero prueba un taxi robótico de Apollo Go en Wuhan, provincia de Hubei. PARA USO DE CHINA DAILY

La empresa de tecnología Baidu anunció recientemente que ha obtenido los primeros permisos del país para ofrecer al público este tipo de servicios en carreteras abiertas.

“Este es un cambio cualitativo tremendo”, sostuvo Wei Dong, vicepresidente y director de operaciones de seguridad del grupo de conducción inteligente de Baidu, y agregó que los permisos son un hito en el camino hacia el punto de inflexión en el que la industria finalmente puede implementar servicios a escala de conducción completamente autónoma.

Para obtener los permisos, los taxis robóticos de Baidu se han sometido a numerosos testeos, desde pruebas realizadas con un operador de seguridad en el asiento del conductor hasta con uno en el asiento del pasajero, antes de recibir finalmente la autorización para operar vehículos autónomos sin la presencia de conductores u operadores humanos, informó la compañía.

Los funcionarios tienen grandes esperanzas puestas en el mercado, ya que China ha emitido recientemente el primer proyecto de la directriz nacional sobre el uso de vehículos autónomos para el transporte público, un paso clave para acelerar la comercialización a gran escala de la tecnología de conducción autónoma y alentar a las autoridades locales a formular políticas de gestión, sostuvieron los expertos.

El país fomentará el uso de vehículos autónomos, como colectivos, en un sistema cerrado de tránsito rápido. Dichos sistemas están diseñados para tener una mejor capacidad y confiabilidad que los sistemas convencionales, ya que cuentan con vías exclusivas para este tipo de vehículo. También promoverán los vehículos autónomos para ofrecer servicios de taxi en escenarios simples y relativamente controlables, según el proyecto de normas publicado por el Ministerio de Transporte de China el 8 de agosto.

Yang Diange, profesor de la Facultad de Vehículos y Movilidad de la Universidad de Tsinghua, señaló: “La tecnología de conducción autónoma de nivel 4 se implementará primero en taxis y camiones y en algunas áreas designadas, y la aplicación a gran escala de dicha tecnología en vehículos privados podrá verse para 2030”.

La autonomía de nivel 4 significa que un automóvil puede conducirse solo en la mayoría de las condiciones sin la presencia de un conductor humano de respaldo. El nivel 5 generalmente se describe como automatización completa, es decir, el vehículo puede conducirse por sí mismo en todas las condiciones.

La operación comercial de los vehículos autónomos promoverá la iteración y la innovación de tecnologías y ayudará a las empresas a explorar modelos comerciales razonables, lo que permitirá que las tecnologías de conducción autónoma creen más valor, señaló Yang.

A medida que la tecnología de conducción autónoma sigue evolucionando, el sector está preparado para crecer con fuerza en los próximos años. Se espera que el valor de los servicios de taxis autónomos de China supere los 1,3 billones de yuanes (casi U$S190.000 millones) para 2030, lo que representará el 60 % del mercado de ride-hailing del país para entonces, según un informe de la consultora global IHS Markit.

Temas relacionados: