Sector energético

Las oportunidades en China estimulan a las multinacionales

La colaboración entre empresas multinacionales y chinas sirve para garantizar la estabilidad de la cadena industrial y el suministro de energía para el mundo

Más empresas multinacionales de energía están anunciando planes para invertir en el sector energético de China como resultado de su impulso de rápido crecimiento y su enorme potencial, señalaron expertos de la industria.

Las inversiones incluyen una amplia gama de subsectores como petroquímicos, hidrógeno, estaciones de carga de vehículos y captura, utilización y almacenamiento de carbono.

El grupo global de química y energía INEOS, con sede en Londres, anunció el 28 de julio que planeaba establecer una empresa conjunta con China Petrochemical Corp, también conocida como Sinopec, la refinería más grande del mundo por volumen, en Tianjin para fabricar polietileno de alta densidad.

En otro negocio conjunto, la compañía de energía británica BP plc firmó un contrato con China Suntien Green Energy Corp Ltd en julio para constituir una empresa de marketing con el objeto de ayudar a suministrar gas natural licuado en el norte de China.

La multinacional Shell plc, con sede en Londres, también ha invertido más en las energías renovables de China en los últimos años. Ha dicho que expandiría su presencia de hidrógeno en el país mediante la construcción de una red de estaciones de servicio de hidrógeno en Shanghai y la región del Delta del Río Yangtsé en los próximos cinco años, llegando a 30 estaciones para 2030, en cooperación con Shenergy Group Co Ltd, una empresa estatal con sede en Shanghai .

Los funcionarios de Shell también expresaron optimismo sobre las perspectivas de la captura y almacenamiento de carbono en China, calificándolo de esencial para ayudar al país a alcanzar un pico de carbono para 2030 y su neutralidad para 2060.

El importante potencial geológico del país para almacenar carbono, una capacidad de almacenamiento estimada en 2,4 billones de toneladas, solo superada por Estados Unidos, deja mucho margen por explotar, sostuvo Jason Wong, presidente ejecutivo de Shell Companies en China.

La empresa anunció planes para unirse con el gigante estatal de petróleo y gas China National Offshore Oil Corp y la Comisión de Desarrollo y Reforma Provincial de Guangdong en julio con el fin de construir el primer centro de captura y almacenamiento de carbono a gran escala en alta mar de China en la provincia de Guangdong.

El aumento de la colaboración entre las empresas multinacionales y chinas no solo ayuda a asegurar el suministro de energía del país, sino que también sirve para garantizar la estabilidad de las cadenas industrial y de suministro de energía para el mundo.

China tiene un potencial de mercado que ningún otro país puede igualar, señaló Luo Zuoxian, jefe de inteligencia y estudio del Instituto de Investigación de Economía y Desarrollo de Sinopec. “La creciente demanda de energía de China y su transición ecológica para reemplazar los combustibles fósiles con los más limpios ofrece nuevas oportunidades para que los actores energéticos extranjeros, incluidos Shell, BP y ExxonMobil, expandan sus negocios internacionales”.

Temas relacionados: