Probablemente es difícil para la gente de hoy imaginar lo espléndida que se veía la arquitectura con su escenario deslumbrante de lotos florecientes antes de los estragos de 1860. Este fue el año en que las fuerzas invasoras anglo-francesas incendiaron Yuanmingyuan, o el Antiguo Palacio de Verano, en Beijing. Con una extensión de más de 340 hectáreas, este antiguo complejo de la dinastía Qing (1644-1911) fue una vez proclamado como el “jardín de los jardines”.

Gracias a 11 semillas de loto, descubiertas por unos arqueólogos en el área del Parque Ruyuan de Yuanmingyuan en 2017, parte de ese esplendor ha regresado, como emisarios que viajan en el tiempo para reflejar el fuerte espíritu del pasado hoy.

El mes pasado, las flores renacieron en el Parque de las Ruinas de Yuanmingyuan, gracias al cuidado afectuoso de los jardineros, investigadores y otros involucrados.

Las 11 semillas, las primeras de su tipo encontradas en las ruinas de Yuanmingyuan, fueron trasladadas a un laboratorio en el Instituto de Botánica afiliado a la Academia de Ciencias de China, donde se las cuidó y cultivó. Seis de las semillas dieron sus brotes. Dos se mantuvieron en el laboratorio como muestras y otras cuatro regresaron a Yuanmingyuan el año pasado.

“Crecen mucho más lento que el loto normal”, sostuvo Zhang Huijin, botánico del instituto. “Y los brotes se habrían podrido rápido si se hubieran quedado en la tierra”. Por eso, parece una mejor opción dejarlos “volver a casa”. “Han dormido durante mucho tiempo y sufrieron una nutrición deficiente”, comentó Zhao Aimei, la horticultora a cargo del programa. “Nos preocupaba si estas semillas frágiles podían florecer o no”.

Aunque Zhao indicó que cultivar estas semillas viejas no significaba algo especial, les presta especial atención. Limpió el estanque más de lo habitual y admitió que rezaba por un buen resultado. Desafortunadamente, solo dos brotes finalmente florecieron el año pasado. Sin embargo, este es el hito para el renacimiento de las antiguas variedades de loto. Así, en abril, el equipo de Zhao comenzó a expandir el cultivo separando sus raíces de loto. Y su linaje abarca ahora unos 80 metros cuadrados de agua en la base de cultivo de Yuanmingyuan. La variedad específica de estos lotos sigue siendo desconocida, ya que difieren de otros lotos cultivados en el parque, señaló Zhao, pero la secuencia de seguimiento del genoma revelará la conexión con sus parientes. Ahora, cerca de 300 variedades de lotos crecen en el parque, que cubren más de 60 hectáreas de sus aguas. Los lotos florecerán por completo a mediados de agosto, estimó Zhao, y los dos estanques de flores que han crecido de las “bellas durmientes” se verán más hermosos este año.




Te puede interesar...

Temas