¡Ante los ojos de Dios!

Descubrió a su marido con otra en plena misa y desató un escándalo

Una mujer descubrió a su esposo con una amante en plena misa, en ese instante, lo insultó e increpó delante de todos los feligreses. Escándalo en la Iglesia

Por UNO

Una mujer descubrió a su esposo con una amante en plena misa, en ese instante, lo insultó e increpó delante de todos los feligreses. Escándalo en la Iglesia. La secuencia quedó inmortalizada y no tardó en volverse viral.

Una mujer descubrió a su esposo con una amante en plena misa, montó en cólera e insultó y golpeó al hombre.

La realidad volvió a superar a la ficción en Brasil: una mujer asistió a misa, encontró a su esposo con otra y su tremenda reacción se volvió viral en cuestión de horas.

hombreinfiel1.jpg
Ante los ojos de Dios. Descubrió a su marido con otra en plena misa y se desató escándalo.

Ante los ojos de Dios. Descubrió a su marido con otra en plena misa y se desató escándalo.

Todo comenzó cuando una mujer ingresó en su iglesia habitual para formar parte de la ceremonia religiosa. Sin embargo, se llevó una terrible sorpresa al divisar a su marido junto a una amante escuchando atentamente la misa.

►TE PUEDE INTERESAR: Un recolector de basura encontró dólares y se volvió viral

Fue entonces cuando alguien decidió prender una cámara y registrar la incómoda secuencia. En efecto, el video tomó el momento en el que se escucha el grito de la protagonista.

Resignado, se para del banquillo y abandona con paso temeroso la casa de Dios: afuera lo espera el infierno mismo. En efecto, la legítima empieza a golpearlo sin miramientos mientras le grita improperios de todo tipo.

Descubrió a su esposo con la amante en plena misa. Ocurrió en Brasil.

Furor en las redes sociales

Como no podía ser de otra manera, las redes sociales estallaron con la insólita pelea. En efecto, sumó más de 1,4 millones de reproducciones, 4 mil “me gusta” y 750 comentarios de todo tipo.

►TE PUEDE INTERESAR: Cayó un meteorito en una ruta y causó caos en el tránsito

Lo importante es que no pierden la fe”, “Ya uno no puede ni ir a escuchar la misa con el marido de otra”, “Podré serle infiel a mi mujer pero nunca a mi señor Jesucristo”, “Qué no respeten ni la casa de Dios, debió hacerlo afuera”, fueron solo algunos de los mensajes más picantes.

Temas relacionados: