Cuando hablamos de dulce de leche hablamos de cultura, parte de nuestro patrimonio nacional, el cual defendemos a capa y espada ¿de dónde es realmente esta preparación que reconocemos como parte de nuestro ADN?

Países como Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Brasil Y México disputan esta receta y pelean por el derecho de ser quienes crearon este dulce.

Para ser totalmente franco con ustedes les cuento que ninguno de estos países  fueron los creadores, la receta es mucho más antigua y proviene desde otro continente.

Se sabe que el primer dulce de leche era de color blanco, que fue mutando su color precisamente en México al agregarle bicarbonato.

Los nombres van cambiando a lo largo de toda Latinoamérica, desde nuestro conocido “dulce de leche” hasta “Manjar, manjar blanco, arequipe, fanguito y cajeta” con diferentes nombres y hasta colores, la base es siempre la misma, solo precisamos leche y azúcar para poder realizar esta preparación.

En argentina la creación del dulce de leche tiene fecha y lugar, 24 de junio de 1829 en la localidad de Cañuelas provincia de Buenos Aires cuando se encontraron Juan Manuel de Rosas y Juan Lavalle para firmar un acuerdo y así ponerle fin a la guerra civil que dividía al país en esa época.

 Embed      

La historia dice que la cocinera de Rosas olvido la leche azucarada en el fuego y esta se espeso hasta lograr esta famosa preparación.

Historias y similares casos de olvidos de leche al fuego con azúcar hay por todo el mundo.

Sabemos desde hace tiempo que para conservar siempre se utilizó azúcar y sal, ya que deshidratan los alimentos, pero hay registros muy antiguos de poblaciones nómades que viajaban transportando leche pre cocida y azucarada y así podían asegurar que su vida útil fuera más extensa sin perder el vital alimento.

Para sorpresa de muchos las Filipinas fueron alrededor del siglo VI quienes preparaban este dulce de leche, desde ahí fue que llega a México  gracias a los españoles.

De donde sea que venga estamos todos de acuerdo que es uno de los postres preferidos de chicos y grandes en todo el mundo.

Ingredientes:

Leche 2 litros.

Azúcar 500 gr.

Esencia de vainilla 1 cucharada.

Bicarbonato de sodio 1 cucharada.

Paso a paso:

Disolver el bicarbonato en medio vaso de agua.

 Si tienen olla de cobre siempre es mejor para evitar que se nos queme, pero si no la tienen prestar suma atención a ir revolviendo continuamente con cuchara de madera.

Colocar todos los ingrediente y con fuego fuerte ir revolviendo.

Cuando la preparación cambie de color hacia un color pardo o marrón claro, bajar el fuego.

Seguir con el procedimiento hasta que se vuelva de un color oscuro y espese.

Retirar del fuego y continuar revolviendo al menos por unos 10 minutos más.

Buen provecho y disfruten de cocinar en casa

Facebook: Recetas fáciles chef Pablo Marigliano

Instagram: pablomariglianochef

Te puede interesar...