Tecnologia Viernes, 23 de febrero de 2018

Smartphones: Samsung aplastó a Apple en 2017

La marca coreana aumentó sus ventas tras el bajón de los nuevos iPhone.

Samsung se consolida en lo más alto del podio como principal fabricante de móviles del mundo, ampliando la distancia con su gran rival, Apple. En 2017, la marca coreana vendió 321 millones de smartphones, 15 millones más que en 2016, y su cuota de mercado mundial pasó del 20,5% al 20,9%.

Sin embargo, Apple, cedió tanto en venta como en cuota. El fabricante del iPhone vendió 214,9 millones de móviles en 2016, un millón menos que en el ejercicio anterior y su cuota descendió al 14%, según los datos de la consultora especializada Gartner.

La consultora explica que el éxito de los modelos de alta gama Galaxy S8 y S8+ ha ayudado a Samsung a mejorar el precio promedio general de venta, y espera que el lanzamiento del sucesor y nuevo buque insignia Galaxy S9 en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona le ayuden a mantener ese liderazgo mundial.

Por el contrario, si bien la participación de mercado de Apple se estabilizó en el cuarto trimestre de 2017 en comparación con el mismo trimestre de 2016, las ventas de iPhone cayeron un 0,5% en el año, pese a los grandes lanzamientos en el último trimestre del iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X.

Los estrenos de los nuevos iPhone se vieron eclipsados por dos factores, según Gartner. En primer lugar, la disponibilidad posterior del iPhone X dio lugar a actualizaciones lentas para iPhone 8 y 8 Plus, ya que los usuarios esperaban para probar el modelo más caro.

Y en segundo término, la escasez de componentes y las limitaciones de capacidad de fabricación precedieron a un largo ciclo de entrega para el iPhone X, que volvió a la normalidad a principios de diciembre de 2017, aunque la consultora espera que la buena demanda del iPhone X traiga un aumento de ventas para Apple en el primer trimestre de 2018.

Así se compone el ranking de empresas y sus ventas en 2017.

Así se compone el ranking de empresas y sus ventas en 2017.

Fuente: El País

Dejanos tu comentario