Tecnologia Sábado, 31 de marzo de 2018

La autenticación por rasgos faciales es una mala tendencia

Se señaló que sólo algunos modelos de ciertas marcas prefieren incorporar toda esa tecnología aún cuando eso suponga una suba considerable del valor de venta del equipo.

La capacidad de desbloquear dispositivos electrónicos a través de técnicas de reconocimiento facial es una "tendencia" en auge dentro del universo de los smartphones que, según la empresa de ciberseguridad Kaspersky, "no es buena" por la deficiente calidad de las cámaras que realizan parte de esa función.

El "Face ID" que implementaron casi todos los fabricantes en los celulares presentados en el Mobile World Congress 2018 de Barcelona, no es "algo malo de por sí" ya que su "buen uso sería mucho mejor que la autenticación por huellas digitales o de código PIN", pero su implementación apurada lo vuelve inseguro, señaló Kaspersky a través de su blog.

Los especialistas afirman que, para que sea un recurso robusto, se necesitan "una cámara normal, una cámara infrarroja y un proyector de puntos, técnicas de aprendizaje automático y un proceso de almacenamiento seguro" que no se encuentra en todos los modelos de smartphones que cuentan con la función.

En ese sentido, se señaló que sólo algunos modelos de ciertas marcas prefieren incorporar toda esa tecnología aún cuando eso suponga una suba considerable del valor de venta del equipo.

"El precio supone un dilema (para el resto de la industria). Sus dispositivos se suelen vender más baratos pero buscan mantener las características dominantes del mercado. Por ello, recortan cosas que no se echarían tanto de menos como las cámaras infrarrojas pero manteniendo la función de reconocimiento facial, ya que es todo un reclamo comercial", explicaron.