Diario Uno > Tecnología > coronavirus

Eric Torales, a juicio: un año de terror por no cumplir la cuarentena

El joven que volvió de Estados Unidos el 14 de marzo y fue a una fiesta de 15 sin cumplir el aislamiento, contagió a 19 personas, entre ellas su abuelo, que murió

La fiscalía federal de Morón pidió enviar a juicio oral por el delito de "propagación culposa de una enfermedad peligrosa y contagiosa" agravado por "haber resultado en enfermedad y muerte" al joven de 26 años que fue a una fiesta de 15 años contagiado de coronavirus, apenas regresó de Estados Unidos el 14 de marzo de 2020.

Se trata de Eric Torales, quien tiene procesamiento confirmado por la Cámara Federal de San Martín por el contagio de 19 personas en el evento, entre ellas su abuelo que murió, informaron hoy fuentes judiciales.

Te puede interesar...

El pedido para enviar al joven a juicio oral fue realizado por el fiscal federal de Morón Santiago Marquevich, quien consideró probado que Torales violó la cuarentena obligatoria que regía en ese momento para viajeros que regresaban de Estados Unidos cuando fue al festejo de cumpleaños.

"Teniendo en cuenta que se encuentra debidamente verificado que el imputado violó el aislamiento obligatorio que debía cumplir en virtud de lo dispuesto por el DNU 260/2020, considero que también deberá responder por el delito de violación de medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una pandemia", concluyó la fiscalía en el requerimiento de elevación a juicio.

El abuelo de Torales murió el 1 de abril de 2020 por coronavirus.

La denuncia fue presentada por la intendenta de Moreno, Melina Fernández, porque en esa jurisdicción tuvo lugar la fiesta y días después, el 19 de marzo, el SAME recibió las primeras cinco llamadas de invitados con síntomas.

Torales viajó a Estados Unidos el 25 de febrero de 2020 y regresó el 13 de marzo, cuando se le informó que debía aislarse por volver de un país que, en ese momento, era considerado "zona afectada por el coronavirus".

El imputado fue al cumpleaños y, dos días después, concurrió con síntomas a una clínica del barrio porteño de Belgrano, donde se confirmó el diagnóstico de coronavirus positivo.